José Vertedor: “La pintura parte de una meditación interna, no de lo que la moda cree que debe ser”

José Vertedor, de la Cala del Moral desde siempre y con 39 años, pintor, músico y pensador. Autodefinido como pintor individualista, relaciona sus procesos creativos con la plasticidad de la materia, sean colores, barro o sonido. Trabaja dejándose llevar por las emociones, porque la pintura para él, es parte de una meditación, de una reflexión interna.

Por Víctor L. Carlomagno

– ¿Cómo te acercas a la pintura?

– Mi padre siempre ha pintado. A mí de niño me interesaba bastante, de hecho pintaba en las paredes de casa hasta que una vez mi madre me regañó, y lo dejé.

-¿A qué te dedicaste, qué te encaminó de nuevo hacia la pintura?

-Siempre me ha interesado, pero me decanté por la música electrónica, trabajé en ello, pero siempre miraba las pinturas de mi padre, que trabaja sobre el impresionismo, que a mí particularmente no me gusta tanto. Hasta que un día vi una mancha que relacioné de inmediato con la música electrónica y me dije, aquí hay un camino a explorar.

-¿Cuál es tu punto de vista artístico?

-La pintura o el dibujo, para mi son una forma de pensamiento, también lo relaciono con la música electrónica. Todos los procesos creativos los relaciono con la plasticidad de la materia, sea el sonido, el barro o los colores. Ahora mismo estoy haciendo performances audiovisuales, y de alguna manera, trato la luz y el sonido como materias plásticas.

Cuando pinto, siempre me dejo llevar por las emociones.

-¿Trabajas por proyectos, ideas, series temáticas o estados de ánimo?

-En estas exposiciones que estamos viendo en la Sala Marenostrum, por una temática definida de antemano, la estación, las barcas. Pero normalmente cuando pinto, siempre me dejo llevar por las emociones, aunque también está vinculado al conocimiento en ese mismo momento, sobre lo que esté leyendo, sea filosofía, política, etc.”.

¿Entonces buscas que tu obra diga o refleje algo en particular?

-Yo no creo que busque ni que refleje nada en particular, solo que se lleven una sensación, una emoción, que depende de la subjetividad y el estado de ánimo de las personas.

-En cuanto a la pintura en si, ¿qué materiales utilizas, cómo defines tu técnica?

-Todo, me gusta trabajar con todo y probar todo tipo de técnicas y materiales también.

-¿Acostumbras ver exposiciones y muestras de otros pintores?

-No tengo mucho interés. Es que la pintura la veo como un proceso muy libre, yo voy mas a lo que me motiva y emociona que a lo que el mercado o la moda cree que debe ser. Para mí, la pintura parte de una meditación o reflexión interna.

-¿Tu primera exposición?

-Se me entremezcla ya con otras muestras, pero la primera fue en Churriana, por un amigo de mi padre, que vio unos dibujos míos y me dijo de preparar una muestra.

Mi trabajo parte de una meditación que no veo que pueda ser afectada por un juicio o valoración de otro.

-A veces se pierden datos, fechas, nombres, pero ¿recuerdas tus sensaciones de exponer y exponerte por primera vez al publico?

-Es curioso, simplemente te enfrentas a comentarios y juicios, pero no me afectan, o tal vez con la edad eso lo fui borrando. Pienso que cada uno trabaja a su manera e interpreta de una forma particular. Mi trabajo parte de una meditación que no veo que pueda ser afectada por un juicio o valoración de otro. Claro que la acepto y la respeto, porque siempre me interesa seguir creciendo y mejorando.

-¿Cuál fue la primer obra que vendiste?

-Fue en la segunda exposición que hice, y fue muy sorprendente ya que eran dibujos bastante abstractos, en formato A3, aquí en El Cantal. La gente la aceptó bastante bien y compró cuatro o cinco trabajos.

-¿Sientes tristeza o alegría al desprenderte de una obra?

-Yo no les tengo bastante apego, sentí alegría por el beneficio económico.

Puedo estar un mes, o hasta un año terminando una obra, o dejarla por un tiempo y retomarla más tarde.

-¿Cómo pintas, por inspiración o impulso, por una idea trabajada mentalmente?

-Es algo espontáneo, normalmente estoy leyendo o tratando de escribir algo, y me pongo a pintar. Pero puedo estar un mes, o hasta un año terminando una obra, o dejarla por un tiempo y retomarla más tarde, a veces hasta rehacerla, abordándola desde otro punto de vista, desde otra perspectiva.

-¿Se puede vivir de la pintura?

-Es posible, pero yo no. Conozco a quienes sí, pero es duro.

-¿Tienes algún motivo de disgusto dentro del mundo de la pintura?

-Sí, la comercialización que se hace, el sometimiento que intentan imponerte.

-¿Cuáles son tus referentes, a quién admiras?

A nadie en particular, cuando visité por primera vez el Museo del Prado, vi las pinturas negras de Goya, que para mi fue un genio. Pero no suelo tener un artista favorito, a nivel general y mas como pensador, El Bosco me parece un referente universal, anticipado a su época, y muy actual”.

-¿Te consideras un individualista?

-Si hablamos de pintura, sí. Mi pintura es mi meditación, es totalmente mía”.

-¿Entonces, es primero el sentimiento a la técnica?

-Para mí siempre es primero el corazón, los sentimientos, de ahí muchas discusiones con mi padre, que siempre intentaba hacerme prevalecer en la técnica, Primero necesito sentir la materia, encontrar el sentimiento, luego aprender la técnica lo veo como mas sencillo y secundario.

No tengo la intención de mostrar algo oculto dentro de mi obra.

-¿Qué recomendación le harías a quien se pare a ver tu obra?

-Que se deje llevar por la sensación o la emoción que pueda producirle el conjunto de colores y dibujos, sin tener un condicionante previo. Normalmente la gente cuando se acerca a una obra espera encontrar algo escondido, pero no es mi forma de hacer las cosas, no tengo la intención de mostrar algo oculto dentro de mi obra.

-Finalmente, ¿Qué recomendación le harías a quien vaya a iniciarse en la pintura?

Si siente o le apetece pintar, siempre lo animaría, sin atender a los prejuicios, fuera de todo eso yo animaría a cualquiera a que lo intente. La pintura de nadie es mejor o peor que otra, que lo haga con naturalidad y fluidez, como si fuera un niño, fuera de todo cuestionamiento o prejuicio”.

En este artículo



Grafitto Desarrollo Web

Si quieres que tu web venda, habla con nosotros

Avenida Vivar Téllez, 81, Vélez-Málaga

Grafitto Desarrollo Web

Si quieres que tu web venda, habla con nosotros

Avenida Vivar Téllez, 81, Vélez-Málaga