Lebrija, el hogar de la Giraldilla y patria de la gramática española

En un terreno de transición entre Las Marismas y la Campiña emerge Lebrija, ciudad sevillana de gran importancia por ser cuna de prestigiosos personajes históricos. Su casco urbano encierra un conjunto de tesoros arquitectónicos, fundamentalmente de corte religioso, como la Iglesia de Santa María de la Oliva, la Iglesia de San Francisco, el Convento de la Purísima Concepción y la Ermita del Castillo.

Lebrija está en la comarca del Bajo Guadalquivir, en el extremo suroeste de la provincia de Sevilla y a 65 kilómetros de la capital hispalense. Se asienta sobre las laderas que rodean el cerro del Castillo, en una posición geográfica estratégica al estar lindando entre las provincias de Sevilla, Cádiz y Huelva, cercana al mar y situada en unos terrenos de transición entre relieves ondulados y marismeños.



Fue fundada por los fenicios y los tartessos (la llamaron Nabrissa). Se cree que en sus orígenes fue un puerto del Lago Ligustino, bajo cuyas aguas permanecían muchas de las tierras de marismas hoy existentes en el Bajo Guadalquivir. Fue un importante punto comercial durante el período romano, asentándose sobre el cerro en la época musulmana una vez que las aguas del lago bajaron y no lo hacían transitable para los barcos.

El ilustre e internacional Elio Antonio de Nebrija nació en la localidad. El escritor añadió “Elio” a su nombre en honor a una importante familia que ocupó Lebrija durante la época romana y “de Nebrija” como reconocimiento a su pueblo (Nabrissa). Es el autor de la “Gramática de la lengua Castellana”, la primera de una “lengua vulgar” que se escribió en Europa. Otro reconocido lebrijano fue el navegante Juan Díaz de Solís, el descubridor del Río de la Plata.

En la Plaza del Rector Merina se alza la Iglesia de Santa María de la Oliva, el edificio más emblemático de la ciudad. Fue construida en tiempos de Alfonso X el Sabio, en la segunda mitad del siglo XIII, y ampliada con algunas reformas importantes durante los siglos XV, XVI y XVIII. La actual torre se levantó a raíz de la destrucción del anterior campanario a causa del destructivo terremoto de Lisboa (1755). Su construcción está inspirada en la Giralda de Sevilla, por lo que popularmente es llamada «la Giraldilla».

El conjunto eclesiástico se completa con el Museo de Arte Sacro, el claustro o patio de los naranjos y la capilla sacramental, que es de estilo renacentista del siglo XVI de interior barroco y dedicada a la Inmaculada. El templo fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931 (ahora Bien de Interés Cultural).

Al oeste del municipio está el cerro sobre el que se estructura Lebrija. Lo corona la Ermita del Castillo, uno de los ejemplos más representativos de la arquitectura religiosa mudéjar en Andalucía Occidental. Fue edificado en la segunda mitad del siglo XIV, constituyendo una simbiosis entre el mundo islámico y cristiano al mezclar elementos arquitectónicos de ambas culturas. El templo alberga a la Virgen del Castillo, patrona de la localidad.

En este promontorio también está el Castillo Medieval, una fortificación almohade del siglo XIII. Actualmente solo son visibles los vestigios aislados de alguna torre o lienzo de muralla.

En la calle Antonio de Nebrija se encuentra el Convento de la Purísima Concepción. Se trata de una iglesia renacentista reedificada durante la segunda mitad del siglo XVI. Destaca la portada en piedra de estilo manierista y la espadaña de un solo cuerpo y tres vanos. La anexa calle de las Monjas tiene la particularidad de que unos grandes arcos la cruzan por encima de un lado a otro, haciendo de soporte de la bóveda del convento.

Desde aquí localizaremos fácilmente la Plaza de España. Este concurrido espacio acoge la estatua de Elio Antonio de Nebrija y el Ayuntamiento, erigido a lo largo del siglo XIX.

Muy cerca está la Iglesia de Santa María de Jesús. Es una obra de mediados del siglo XVI, que fue reedificado y ampliado a finales del XVIII. Su fachada es sobria, pero su interior aloja un conjunto de retablos e imágenes de talla realizados entre los siglos XVII y XVIII.

En una calle adyacente veremos la Capilla de la Aurora. Es un templo de una sola nave, de estilo barroco y levantado a principios del siglo XVIII. Su última restauración comenzó en 2005 y duró un total de tres años. Sobresale su notable portada, realizada en ladrillo visto.

El Convento e Iglesia de San Francisco es otro edificio religioso relevante. Fue fabricada entre finales del siglo XVI y principios del XVII, siendo posteriormente ampliada. Cuenta con una alargada fachada de dos plantas de altura y una portada sencilla, en ladrillo visto. Parte del patio interior del convento fue cedido a la Asociación de Alzheimer Virgen del Castillo.

En calle Tetuán nos encontramos con la Capilla de la Vera-Cruz, de planta rectangular y de una sola nave. Fue construida a mediados del siglo XVI, conservándose de esta etapa la estructura general del edificio y la espadaña. A mediados del siglo XVIII sufrió una notable transformación, correspondiendo dos de sus portadas a este periodo.

En el este del municipio aparece la Capilla de Belén, datada a principios del siglo XVIII. Tiene tipología de ermita, con una sencilla fachada frontal rematada con una espadaña. Hasta hace pocos años era un templo semiderruido, pero en 1981 acogió al «Ecce Homo» local, de la Hermandad de los Gitanos, y ha generado un gran fervor entre los vecinos de Lebrija.

La ciudad tiene otros elementos de interés como la Capilla de la Trinidad, el Asilo de San Andrés, el Teatro Municipal Juan Bernabé y la antigua Cilla del Cabildo, que era un antecesor del actual Ayuntamiento y cuyo interior fue reformado y rehabilitado para acoger la sede de la Casa de la Juventud.

Finalizamos nuestro recorrido por Lebrija con un último monumento de carácter religioso. A un kilómetro al noreste del casco urbano se ubica la Ermita de San Benito. Se trata de un templo de estilo mudéjar de una sola nave, levantado durante la segunda mitad del siglo XIII y ampliado posteriormente en los siglos XV y XVIII. El edificio está junto al Parque de San Benito y el Cementerio Municipal de San Benito.

~~ Contenido promocionado por la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía S.A. ~~

In this article