Preparan las redes de saneamiento para la puesta en marcha de la depuradora de Nerja

Se están realizando cambios en el sistema de alcantarillado para que las aguas residuales lleguen correctamente a esta nueva instalación hidráulica y se puedan tratar.

La puesta en marcha de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Nerja está requiriendo integrar en el sistema de alcantarillado del municipio costero, gestionado por la empresa mixta Aguas de Narixa S. A, los colectores ejecutados en las obras promovidas por el Ministerio para la Transición Ecológica, con una inversión pública de 25 millones de euros, para así conducir las aguas sucias hasta la estación de bombeo de Burriana y, desde allí, elevarlas a la EDAR, situada en la zona noreste del casco urbano, según informa SUR.



La puesta en marcha de la estación depuradora, con capacidad para tratar 25.000 metros cúbicos de aguas residuales al día y sistema terciario para su reutilización para el regadío, está provocando cambios en el régimen de funcionamiento del sistema de alcantarillado municipal y requiere de varias actuaciones por parte de Aguas de Narixa en los colectores en servicio, bien para desmontar instalaciones existentes que dejan de ser necesarias, como el bombeo provisional de la calle Carabeo o el de la calle Mérida, o bien para realizar conexiones entre colectores, como los procedentes de calle Pintada y Almirante Ferrándiz hacia la calle Carabeo, o el cambio de dirección del agua en la calle Diputación.

«Algunos de estos trabajos tienen un grado de dificultad elevado, ya que se realizan en el interior de los pozos de alcantarillado, en ocasiones a unos seis metros de profundidad, y exigen de protocolos de seguridad específicos para trabajos en espacios confinados y en altura, debiendo disponer de medios de protección personal y de rescate específicos«, han detallado.

Según la empresa, los trabajadores de Aguas de Narixa «disponen de formación especializada y cuentan con los medios técnicos necesarios para realizar estos trabajos con gran profesionalidad y en condiciones de seguridad». El periodo de pruebas previsto es de seis meses. Una vez transcurridos, el Ministerio recepcionará la planta y se la entregará al Ayuntamiento para su gestión.

In this article



Freiduría Tapería La Cañita

Cerrado para frenar el coronavirus. Nosotros también nos quedamos en casa

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria