La nueva vida de las familias refugiadas atendidas por Málaga Acoge en Torre del Mar

La ONG atiende a 4 familias de Siria, Venezuela, Rusia y Colombia, respectivamente, pero en los próximos días darán la bienvenida a dos más, por lo que necesitan voluntarios dispuestos a ayudar.

Las familias refugiadas que Málaga Acoge atiende en Torre del Mar están saliendo adelante: aprenden español, participan en cursos de formación, hacen amistades y construyen con valentía una vida nueva en Málaga a pesar de haber perdido sus hogares, parientes y empleos, desplazados por la guerra, la violencia o la persecución.

“El lunes empiezo un curso de ventas”, cuenta Carlos Alberto. Jugador profesional de béisbol en Venezuela, se ha integrado en el equipo Los Tiburones de Málaga, comandado por un compatriota suyo, y en el que se ha encontrado con otros venezolanos, cubanos y dominicanos. Le encantaría trabajar en algo relacionado con este deporte, aunque también se le da bastante bien la cocina.

Maria Eugenia está en la recta final de su embarazo y dará a luz a finales de mayo a una niña

“Puedo trabajar en cualquier tipo de cosa que dé bienestar a mi familia”. Carlos Alberto vive con María Eugenia y dos hijos de ella, de 8 y 9 años, en uno de los pisos de acogida que la asociación mantiene en la Axarquía para personas solicitantes y beneficiarias de protección internacional en el marco del proyecto Tarhib. Maria Eugenia está en la recta final de su embarazo y dará a luz a finales de mayo a una niña. Desde que llegaron, el 24 de abril de 2017, han asistido a distintos cursos de informática, inglés, integración laboral y primeros auxilios en la sede de la Axarquía.

“No estoy acostumbrado a estar sin hacer nada”, dice este joven que quiere promover el béisbol en España y que ya ha dado charlas sobre este deporte a estudiantes en un centro escolar.

“Hasta el momento todo ha ido bien. Las muchachas de Málaga Acoge están siempre muy pendientes de nosotros y de los niños. Van un paso por delante de nuestras necesidades”, valora Carlos Alberto quien reconoce, no obstante, que la situación de desplazado “todavía se hace difícil y cuesta”.

“Hay sentimientos encontrados porque extrañamos a la familia. Un día estamos mejor y otros peor. Todas las personas que salimos de nuestros países dejamos parte de nuestra vida atrás”, asegura.

Los niños, más aferrados al presente, se han integrado “bastante bien” en el colegio y en sus actividades. “Les gusta su cole, tienen sus amigos, y están enamorados del fútbol”, dice su madre sonriendo.

También se van acostumbrando al colegio los dos hijos de 5 y 3 años de Aisha y Ahmed, una familia siria que vive en otro de nuestros pisos de acogida desde el 30 de noviembre de 2017, donde llegaron tras permanecer cuatro años en el Líbano.

“El primer mes fue muy duro, no conocíamos el idioma, tampoco a nadie con quien hablar en nuestra lengua. Nos sentíamos fuera de lugar”, afirma Aisha, de 20 años, con su rostro juvenil enmarcado en un hiyad blanco. Parte de su familia, padres y hermanos, llegaron con ellos a España, pero su destino fue Granada donde viven en pisos de acogida que gestiona Granada Acoge.

Los hijos de la pareja siria, un niño y una niña, comenzaron a ir al colegio por primera vez en Torre del Mar

Los hijos de la pareja siria, un niño y una niña, comenzaron a ir al colegio por primera vez en Torre del Mar y ya “se han adaptado, han hecho amigos y están bien”, según dice la madre, traducidas sus palabras al español por un intérprete.

Para aprender español Aisha y Ahmed acuden a clase a clases quince horas semanales. También vienen participando en distintos cursos impartidos en nuestra sede de la Axarquía, donde se les ha traducido el material, y han acudido junto a sus hijos e hijas a actividades como celebraciones de cumpleaños o el Carnaval.

Los niños y niñas de estas familias han participado en talleres organizados por la asociación como el de Arteterapia o de Estimulación de la inteligencia emocional.

“Nos sentimos muy bien aquí” dice Ahmed, quien resalta que la gente de Andalucía se parece mucho a la de Damasco y que hasta el tiempo “es igual”. Sin embargo, no oculta su preocupación ante la situación laboral en España, país en el que aspira “a tener un trabajo para valerme por mí mismo, lograr estabilidad y mantener un hogar”.

Además de estas familias siria y venezolana, Málaga Acoge atiende a otras dos, procedentes de Rusia y Colombia que recientemente cambiaron de vivienda al concluir una primera fase del programa de acogida.

Por eso en los próximos días daremos la bienvenida en Torre del Mar a más personas refugiadas: una pareja de Rusia con un niño, y otra procedente de Siria. Seguro que como el resto encontrarán la manera de empezar de nuevo y nuestro equipo estará ahí a su lado para acompañarles en el camino.

Andalucía Acoge, a través de sus entidades federadas y con el apoyo de MEYSS, ha puesto en marcha casi 100 plazas de acogida a través del proyecto Tarhib, para la acogida e inclusión social de personas solicitantes y beneficiarias de protección internacional.

Te animamos a sumarte a este proyecto como voluntaria o voluntario, apoyando a estas familias a salir adelante. Escribe a la dirección voluntariado.malaga @acoge.org.

Texto y Fotos: Málaga Acoge.

En este artículo



Bar Cupido

Especialidad chivo al ajillo, pollo a la rana, asado en brasa...

Paseo Marítimo de Pte., 4, 29740 Torre del Mar, Málaga

Bar Cupido

Especialidad chivo al ajillo, pollo a la rana, asado en brasa...

Paseo Marítimo de Pte., 4, 29740 Torre del Mar, Málaga