Treinta esquiladores uruguayos provocan un brote con 23 casos en Extremadura, sospechosos de cepa brasileña

Un grupo de 30 esquiladores procedentes de Uruguay y desplazados a Extremadura para trabajar han provocado un brote de coronavirus en la comunidad autónoma con 23 casos positivos y 137 contactos estrechos, sospechosos de pertenecer a la variante brasileña de la Covid-19.

Este grupo de esquiladores llegó al Aeropuerto de Madrid-Barajas el pasado 1 de abril contratados por un empresario extremeño para trabajar, tras lo cual la mayor parte de ellos se desplazaron en autobús a una localidad de Extremadura, en la que fijaron su residencia, mientras que algunos de ellos se trasladaron a Portugal.



Así lo ha explicado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, en rueda de prensa este miércoles en Mérida, en la que ha explicado que el primer caso positivo de coronavirus en este grupo de esquiladores se detectó el pasado 11 de abril, y el segundo caso se diagnosticó dos días después, en un contacto estrecho del primero.

Por este motivo, el Servicio Extremeño de Salud realizó las pruebas de detección del coronavirus a toda la cuadrilla de esquiladores, en la que se detectaron 23 casos positivos y 137 contactos, y que arrojaron «determinadas señales» que indican que la variante del coronavirus a la que pertenecen puede ser diferente a la mayoritaria en estos momentos.

Vergeles ha destacado que las pruebas iniciales realizadas indican que los casos positivos podrían pertenecer a la variante brasileña del coronavirus, aunque se está realizando la secuenciación para confirmarlo, del que no se obtendrán los resultados hasta el próximo lunes.

Así, a pesar de estar alojados en una localidad extremeña, estos esquiladores han tenido contacto con 34 explotaciones ganaderas situadas en nueve municipios de la región, que son Esparragosa de Lares, Madrigalejo, Navalvillar de Pela, Puebla de Alcocer, Talarrubias, Logrosán, La Coronada, Almoharín y Alburquerque, lo cual ha «extendido mucho la red de contactos estrechos».

Según el alcalde, el grupo de esquiladores de Extremadura «no ha tenido contactos estrechos» con los vecinos de Navalvillar de Pela, donde fijaron su residencia nada más llegar a la comunidad.

De hecho, la población local ha recibido con sorpresa la noticia del brote de contagios de coronavirus entre este grupo de esquiladores, pues se desconocía la presencia del mismo, ya que las viviendas donde se alojan están en el extrarradio de la localidad.

Una situación que Extremadura ha notificado tanto al Ministerio de Sanidad «para que recabe la información de la llegada de estos esquiladores», así como al pasaje del avión y del autobús en el que viajaron, y además se ha trasladado, a través de Sanidad Exterior, al Gobierno de Portugal debido a los miembros de este grupo que pudieran estar en el país vecino.

Actualmente, los contagiados se encuentran alojados y confinados en unas viviendas de alquiler, donde están recibiendo asistencia sanitaria y de manutención. Además, el Ayuntamiento del municipio les ha cedido material de entretenimiento para que «se les haga más amena esta situación«.

La Embajada de Uruguay en España se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento, según Fernández, para agradecer la labor y la ayuda que se está prestando a este grupo de trabajadores, «que se encuentran en un país diferente al suyo y en el que no conocen absolutamente a nadie».

«No es igual cuando eres positivo y tienes a mano a tu familia a que te veas solo en un país extraño«, ha añadido el alcalde.

En materia de seguridad, se ha realizado un perímetro policial y se han instalado contenedores de basura para que los confinados no tengan que salir del recinto de los inmuebles para tirar la basura.

También se ha elaborado la red de contactos de estos trabajadores, a la que se le está realizando las PCR y la secuenciación, para confirmar si se trata de la variante brasileña o no.

Finalmente, Vergeles ha resaltado que este brote afectará a la incidencia acumulada de coronavirus en Extremadura, y puede seguir incidiendo en los próximos días, pero «no obedece a los efectos de la Semana Santa».

PCR negativa a la llegada a España

La delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, ha apuntado en relación a los esquiladores uruguayos vinculados a un brote de coronavirus en la región, cuyo origen y contactos investiga Salud Pública de la Junta de Extremadura, que, a su llegada a España, han presentado «la misma documentación que cualquier otro trabajador que tenga que venir a pasar aquí sus periodos laborales».

«Y por supuesto que tienen que cumplir con los requisitos sanitarios«, ha señalado la delegada a preguntas de los periodistas sobre este tema.

A este respecto, García Seco ha remarcado que se trata de una campaña que se hace anualmente en Extremadura y que «es muy tradicional» que vengan esos profesionales del campo a hacer esas tareas «de una forma muy eficiente» en las explotaciones ganaderas ovinas extremeñas, de manera que «este año se ha vuelto a hacer» aunque «con las condicionantes de la pandemia» y hay requisitos, controles y medidas «que van aplicando las distintas autoridades sanitarias».

«En este caso se ha detectado que se ha producido un brote, como se ha detectado que se producen muchos brotes en otros grupos de trabajadores y que durante todo este año hemos tenido muchas experiencias en industrias, en explotaciones, en residencias, en hospitales o en bares, restaurantes etc», ha continuado, para remarcar que «hay que ponerlo en su justo punto».

De este modo, ha incidido en que «es un brote de una serie de trabajadores» y que «lo único» es que es «con la particularidad de que hay que investigar su origen, sus contactos«, algo que está haciendo Salud Pública al ser su competencia y que se realiza «con la eficiencia que se debe aplicar en estos casos».

Así, García Seco ha confiado en que en los próximos días se sabrá a cuántas personas ha podido afectar y las medidas que se han tomado, a la vez que ha expuesto, en relación a si tuvieron que presentar una PCR negativa cuando entraron por el Aeropuerto de Madrid-Barajas, que «tienen que presentar la misma documentación que cualquier otro trabajador que tenga que venir a pasar aquí sus periodos laborales» y que «por supuesto que tienen que cumplir con los requisitos sanitarios».

In this article



Bar Tulum Beach

Estamos en Rincón de la Victoria, Paseo de Nuestra Señora del Carmen, 153, junto a La Cañita

Paseo de Nuestra Señora del Carmen, 153, Rincón de la Victoria

Bar Tulum Beach

Estamos en Rincón de la Victoria, Paseo de Nuestra Señora del Carmen, 153, junto a La Cañita

Paseo de Nuestra Señora del Carmen, 153, Rincón de la Victoria