El sector de las discotecas exige a la Junta que decrete su cierre ante la caída de ingresos por la nueva normativa

La federación Andalucía de Noche sostiene que están en una situación de «cierre ficticio administrativo» por las limitaciones impuestas en la que es imposible acceder a ayudas y subvenciones que eviten la bancarrota, informa Diario Sur.

La decisión se veía venir estos días y sobre todo tras este fin de semana. El sector de las discotecas ha pedido ya de manera oficial a la Junta de Andalucía que decrete su cierre ante la caída de ingresos por las nuevas medidas sanitarias que consideran «restrictivas», ya que ello les habría provocado una caída de ingresos de hasta el 75 por ciento de un fin de semana a otro. Tras las ocho asambleas provinciales celebras estos días, la Federación Andalucía de Noche (que incluye a Málaga de Noche) ha comunicado esta decisión convertida en demanda ante la «imposibilidad impuesta» por la administración regional al sector de llevar a cabo un funcionamiento normal de la actividad «aunque con limitaciones lógicas».



Esto empresarios argumentan que no están en igualdad de condiciones que el resto de hosteleros, ya que en su caso se han eliminado las dos horas de mayor consumo en estos establecimientos (de 5 a 7 de la mañana) mientras que al resto se les han ampliado los horarios. Aunque defienden que en realidad su sector solo supone el 6,2 por ciento «real» de todos los brotes, ironizan con esta cuestión para que la Junta tome una decisión. «A la vista de que supuestamente somos el foco de todos los nuevos contagios exigimos que se decrete el cierre obligatorio de los establecimientos de ocio nocturno, permitiendo con ello a este sector no entrar en bancarrota, y poder acceder, en su caso, a subvenciones, ayudas o demás actuaciones que por cese de actividad pudieran aplicarse», señalan en un comunicado, en el que añaden que a ello se podrían sumar cuestiones como la negociación de los alquileres de sus locales, medidas a las que hoy en día no podrían acceder al estar en una situación de «cierre ficticio administrativo» por las limitaciones impuestas, sostienen.

Hace ahora dos semanas, la Junta de Andalucía anunció una batería de medidas enfocadas a controlar la «principal vía de contagio», según afirmó entonces el consejero de Presidencia y Portavoz, Elías Bendodo. Además de la obligatoriedad de los establecimientos de registrar a los clientes, en el caso de las discotecas el aforo pasaba a ser del 40 por ciento, y las barras serán clausuradas ya que los clientes no podrán consumir en ellas. Además, habrían de estar sentados, dado que tampoco se permite el baile, y se reducían los grupos de 25 a 12 personas por mesa, mientras que el cierre no podía sobrepasar las 5.00 de la mañana, es decir, dos horas menos.

Ya entonces, el empresario malagueño y portavoz del sector, Juan Rambla, avisó de que estas normas harían inviable el negocio, pero se dieron un fin de semana en el que «probar» si podían o no trabajar. Tras observar caídas «de hasta el 75 por ciento en algunos locales» entre un fin de semana y otro, según Rambla, la situación ya se habría hecho insostenible, lo que ha llevado a realizar esta petición a administración regional, que de momento no ha obtenido respuesta.

Esta realidad llega en una semana compleja para el sector del ocio en general. A pesar de la alarma provocada por el vídeo convertido en viral en el que se ve como un Dj escupe alcohol a los asistentes a una fiesta en un chiringuito de Torremolinos, los portavoces del ocio nocturno piden «no mezclar» gremios. Así, insisten en que las discotecas son «con diferencia«, los locales que mayor inversión económica estarían realizando en medidas de prevención y protección frente a la situación sanitaria. «Medidas que, ni de lejos, se adoptan en transportes públicos, ni en edificios de oficinas, ni en comunidades de propietarios, ni en edificios institucionales, ni por supuesto en reuniones de tipo familiar o de celebraciones privadas o semiprivadas en las que la medidas son nulas y que realmente son el foco de los nuevos rebrotes», insisten.

Asimismo, defienden que sus locales son un «aliado necesario« de las administraciones para el control de la epidemia, ya que si se concentra la gente en establecimientos con controles exhaustivos como los que se han implantado, »las posibilidades de contagio son infinitamente inferiores que las existentes en los supuestos anteriormente mencionados en los que el control es mínimo o nulo», sentencian

In this article



Modas Sole

Tu tienda de ropa y complementos para toda la familia en El Borge

calle Puente, 5 - El Borge