La Policía detiene al presunto violador de una mujer de 60 años en un descampado de Palma-Palmilla

La mujer había conocido al agresor unas dos semanas antes y había quedado con él en un par de ocasiones, informa Diario Sur.

Ella misma llamó a la policía cuando llegó a casa. Telefoneó a la sala del 092 y contó a la Policía Local que había sido víctima de una agresión sexual. Cuando los agentes llegaron al domicilio la encontraron sentada en un sillón «en estado de ‘shock’» y con lesiones compatibles con una presunta violación, por lo que los agentes comenzaron a investigar a raíz del testimonio de la mujer hasta dar con un hombre de 48 años que ha sido detenido por un presunto delito de agresión sexual con violación perpetrado en un descampado de Palma-Palmilla.



La mujer, de 60 años, fue asistida por una dotación de zona y efectivos del Grupo de Investigación y Protección de la Policía Local (GIP), y mostró a los agentes una prenda de ropa interior en la que había manchas de sangre.

Según informan fuentes oficiales de la Policía Local de Málaga, al parecer la mujer había conocido al agresor unas dos semanas antes, habiendo quedado con él en un par de ocasiones, tal y como ocurrió el día de los hechos, cuando el individuo la invitó a dar un paseo por una zona cercana tras haber tomado algo juntos. Según su relato, el detenido la guió hasta un lugar en el que había «muy buenas vistas de la ciudad», sin temer ella nada al respecto, tal y como indicó a los agentes.

Una vez llegados a una zona «oscura, solitaria y apartada», el individuo comenzó presuntamente a besarla y tocarla a pesar de que ella le manifestó de forma «clara y contundente» que no quería mantener relaciones. En vez de desistir, el individuo, presuntamente, se puso «muy violento y agresivo», comenzando a agredirla, llegando a golpearla en diferentes zonas del cuerpo, pudiendo apreciar los policías locales que presentaba un moratón en la zona izquierda de la frente, que, según manifestó, se debía a un golpe con el puño que le había propinado, así como numerosos arañazos de defensa en ambos brazos, manifestando a los agentes que ella le había dado «un bocado en el labio» al individuo en su intento de zafarse de él.

Según declaró la víctima, se vio obligada a desistir y ceder a la agresión, tras lo que acompañó al individuo fuera de la zona mostrando una actitud sumisa y de normalidad para evitar que volviese a agredirla, dirigiéndose a su domicilio una vez que se separaron para buscar ayuda, donde se dio cuenta de que en el transcurso de los hechos había perdido su cartera en la que llevaba su documentación personal y dinero.

La mujer facilitó la información a los agentes del GIP, que dieron con el sospechoso en su domicilio, donde negó los hechos y dijo que las relaciones habían sido consentidas. Ante los hechos denunciados, los policías locales procedieron a la detención del individuo y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial. La víctima fue acompañada por otros agentes a un centro hospitalario.

In this article



MAPFRE

Nueva oficina de MAPFRE en Vélez-Málaga para estar más cerca de ti. calle Camino Viejo de Vélez, 14

Camino Viejo de Vélez, 14, Vélez-Málaga

MAPFRE

Nueva oficina de MAPFRE en Vélez-Málaga para estar más cerca de ti. calle Camino Viejo de Vélez, 14

Camino Viejo de Vélez, 14, Vélez-Málaga