El presidente de la Diputación defiende la autonomía local para paliar los efectos de la crisis

Francisco Salado reclama al Gobierno central que las entidades locales puedan utilizar su ahorro y sus remanentes de tesorería 

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha defendido este martes en el Parlamento andaluz, ante la Comisión de estudio sobre la recuperación económica y social de Andalucía a causa de la pandemia del COVID-19, que la mejor forma de afrontar la grave crisis actual es reforzar la autonomía local y dotar de más recursos a los ayuntamientos y las diputaciones.



Salado ha explicado que las instituciones locales han demostrado durante la pandemia que son las más ágiles y cercanas. “Fueron los ayuntamientos y las diputaciones -ha añadido- las que antes tomaron medidas de prevención, de suspensión y clausura de actividades, las que han repartido más material de protección, mascarillas y guantes, y las que han trabajado, junto con el Ejército y las comunidades autónomas, en las tareas de desinfección, en el cuidado de las personas dependientes, en la asistencia y ayuda a los colectivos más vulnerables”.

Unida a esta defensa del municipalismo, el presidente de la Diputación de Málaga ha incidido en la reclamación al Gobierno central para que permita a las entidades locales utilizar su ahorro y sus remanentes de tesorería para afrontar gastos e inversiones especiales para hacer frente a la crisis. En este sentido, se ha referido a que es la misma solicitud que hizo en una carta a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el pasado 13 de abril, sin que haya habido respuesta.

“Lo que reclamamos los alcaldes y presidentes de diputaciones de toda España es que el Gobierno relaje las condiciones de uso del remanente y del superávit. Sólo en el caso de la Diputación de Málaga se trata de 60 millones de euros. Es un dinero que ni puede ni debe estar parado mientras tantos malagueños han perdido su empleo y sus ingresos. Y hablamos de miles de millones de euros bloqueados en toda España. Y también pedimos que actualice las condiciones de endeudamiento para que, quien tenga las cuentas saneadas, pueda acudir a financiación especial para abordar planes de empleo e inversiones”.

Al respecto, Francisco Salado ha expuesto que, en los últimos nueve años, la Diputación de Málaga realizó un gran esfuerzo para salvar la quiebra técnica en la que se encontraba, con más de 230 millones de euros de endeudamiento, y alcanzar la deuda cero. Por ello, ha considerado que se dan las circunstancias en las que resulta necesario endeudarse otra vez, “pero lo haremos con criterio y con responsabilidad y para impulsar la reactivación económica de la provincia aunque para ello necesitamos la autorización del Estado, que sigue sin responder a nuestras peticiones”, ha matizado.

Y ha planteado que, una vez que se ha conseguido superar juntos la primera fase sanitaria de la crisis, es urgente dedicarse a la reconstrucción de nuestra comunidad y, para ello, ha considerado crucial que las instituciones colaboren más que nunca en esta coyuntura, “dejando atrás los tiempos de las zancadillas y la confrontación”.

In this article



Bodega la Barraca

Teléfono de reservas para eventos y reuniones 693 85 26 55

c/ Bahía nº 4, Torre del Mar