El Gobierno limita el precio del gas, impone subastas a grandes eléctricas y prohíbe cortar la luz durante 10 meses

El Ejecutivo sostiene que el recibo de la luz bajará un 22% y las medidas se aprueban por decreto entrando ya en vigor

El Consejo de Ministros aprobó este martes un amplio paquete de medidas para reducir la factura de la luz y evitar que el alza de los precios en el mercado mayorista impacte en el recibo que pagan las familias. Entre las decisiones del Gobierno, figuran mecanismos para poner un tope al precio del gas, para obligar a las eléctricas a vender parte de la energía que generan a un precio fijo, rebajas fiscales para aminorar la factura, y medidas para mejorar la protección a las familias con menos recursos.



En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, sostuvo que este «plan de choque» supondrá una rebaja de la factura del 22%, y que si se suman las medidas ya adoptadas –como la reducción del IVA y otros impuestos–, la bajada del recibo de la luz alcanzará el 30% gracias a la acción del Gobierno. Ribera dijo que el Gobierno tiene una capacidad muy limitada para actuar en relación con el mercado mayorista, pero defendió su margen para amortiguar su impacto en el recibo final, según 20 Minutos.

Suministro Mínimo Vital

En relación con las familias con rentas bajas, el Gobierno ha aprobado por decreto el suministro mínimo vital, que establece que los consumidores vulnerables disfrutarán de una potencia de 3,5kW –suficiente, en principio, para un hogar medio– durante seis meses una vez agotados los cuatro meses durante los que actualmente están protegidos en caso de impago. Es decir, que en la práctica se extiende la prohibición de cortar la luz de cuatro a diez meses a las familias que cuenten con el bono social eléctrico

Rebajas de impuestos

En el capítulo impositivo, el impuesto especial a la energía eléctrica baja del 5,1% al 0,5%, como este lunes avanzó el presidente Sánchez en una entrevista en TVE, y se prolonga hasta finales de este año la suspensión del impuesto sobre la producción eléctrica, que era del 7% y que el Ejecutivo ya dejó sin efecto ante la imparable escalada de los precios en el pool eléctrico. Estas medidas tendrán, por tanto, un impacto inmediato en la factura de la luz.

Subastas obligatorias para grandes eléctricas

Las decisiones más novedosas, sin embargo, tienen que ver con los mecanismos de fijación de precios y con la regulación que afecta de forma directa a las eléctricas. Así, y en primer lugar, el Gobierno convocará subastas en las que las grandes eléctricas (Iberdrola, Endesa, Naturgy y Edp) estarán obligadas a participar y a vender parte de la energía que generan en función de su cuota de mercado.

A esas subastas –que tendrán un precio mínimo para garantizar los costes de producción– concurrirán las pequeñas comercializadoras y los grandes consumidores industriales, que podrán adquirir energía más barata que en el actual pool mayorista. En este mecanismo participarán principalmente nucleares e hidroeléctricas, y la primera subasta se convocará antes de finales de año. Según el Ministerio para la Transición Ecológica, las cuatro grandes compañías citadas tendrán que ofrecer 15.830 GWh, equivalentes al 6,3% de la demanda eléctrica nacional en 2020.

Límite a la subida prevista del gas

En segundo lugar, y de forma temporal –durante los dos próximos trimestres– no se actualizará la tarifa de último recurso del gas de acuerdo con los precios del mercado, es decir, la tarifa regulada del gas que consumen los hogares. Ribera explicó que se espera una subida de más del 28% del gas en el mercado mayorista, mientras que en promedio la tarifa regulada subirá por debajo del 5%.

Impuesto sobre los beneficios caídos del cielo

Además, y también hasta el 31 de marzo de 2022, el Gobierno gravará los beneficios caídos del cielo que tienen las empresas eléctricas por los altos precios del gas. En la práctica, el Ejecutivo establece un tope de 20 euros por megavatio hora para el gas, y cuando escale por encima de ese precio, a los beneficios extra que obtengan las empresas se destinarán directamente a reducir la factura eléctrica. El Gobierno argumenta que ha fijado ese nivel de 20 euros porque es el precio promedio de los últimos años y, por tanto, el que las empresas han utilizado para calcular la rentabilidad de inversiones futuras.

Reducción de los cargos de la factura

El Gobierno también ha aumentado, de 1.100 a 2.000 millones de euros, la recaudación por derechos de emisiones que se destinan a pagar los cargos del sector eléctrico. Es decir, se destinarán 900 millones más pagados por las empresas a eliminar importes que hasta ahora sufragan los consumidores a través del recibo de la luz.

Coto al vaciado repentino de los embalses

Finalmente, y tras el polémico vaciado de los embalses por parte de las eléctricas coincidiendo con los precios máximos en el mercado mayorista, el Gobierno ha decidido fijar caudales máximos que se pueden desembalsar cada mes y niveles mínimos que hay que mantener en los embalses, de modo que se impide que se desembalse una cantidad de agua excesiva. Serán las confederaciones hidrográficas las que fijarán esas cantidades.

Satisfacción en el Gobierno

En las últimas semanas, el incremento del precio de la luz en el pool mayorista había generado importantes tensiones en el seno de la coalición. El PSOE había apostado hasta ahora por rebajas de impuestos, mientras que Unidas Podemos había planteado, entre otras propuestas, la necesidad de crear una empresa pública y limitar el precio de la energía nuclear e hidroeléctrica, algo que había rechazado la vicepresidenta Ribera con el argumento de que infringiría el derecho de la UE.

Preguntada este martes por la similitud entre las nuevas subastas obligatorias aprobadas por el Gobierno y la propuesta de Podemos de limitar el precio de la nuclear y la hidroeléctrica –que Ribera descartó–, la ministra replicó que aquella medida «no tenía sentido» y que era «contraria» a la normativa comunitaria, mientras que el paquete aprobado ahora sí está en línea con la regulación europea.

Con estas medidas, el Gobierno espera cumplir el objetivo marcado por Sánchez, que a comienzos de septiembre prometió que las familias pagarán este año un recibo semejante al de 2018, actualizado con la inflación. Este lunes, el presidente ya había avanzado en una entrevista en TVE que se iba a limitar el precio del gas. Tras su anuncio, la ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, manifestó que «es la mejor de las noticias» que el PSOE «haya aceptado algunas propuestas» de Podemos para «regular el mercado y bajar la luz». «Frente a las eléctricas que se lucran a costa de un derecho básico, el Gobierno debe proteger a la gente», concluyó.

Mientras tanto, el precio de la electricidad pulveriza todos los récords y llegará este miércoles a los 172 euros/MWh. El precio será un 12,6% superior a los 153,43 que marcó para este martes (lo que equivale a 19,35 euros más) y también un 12% más alto (18,6 euros más) que el anterior máximo histórico que alcanzó el pasado domingo en el mercado mayorista con 154,16 euros/MWh.

El precio de la electricidad para este miércoles oscilará entre los 180,3 euros/MWh que se alcanzarán de máximo (desde las 9.00 horas hasta el tramo de las 11.00 horas llegará a los 180 euros) y los 159,42 euros/MWh de mínimo que se registrarán a las 24.00 horas, según datos del operador del mercado OMIE.

El precio del megavatio hora de este miércoles será un 253,3% más alto que el del mismo día del año pasado, cuando registró un precio de 48,9 euros/MWh, y un 27,4% más caro que el del miércoles de la semana pasada, 8 de septiembre, cuando alcanzó los 135,65 euros/MWh.

Tras batir sendos récords históricos tanto en julio como en agosto, septiembre se encamina ya a experimentar el mismo camino, batiendo semana tras semana los precios más altos de toda la serie histórica.

En concreto, en agosto, y en plena ola de calor, el precio fue marcando un nuevo récord tras otro, provocando que el precio medio del mes alcanzase los 106 euros/MWh, el más caro de la historia, seguido de julio, que ya marcó otro récord, con un precio de 92,4 euros.

Subida del IPC

La escalada de los precios de la electricidad llevó al índice de precios de consumo (IPC) al 3,3% interanual en agosto, cuatro décimas más que en julio y la tasa más alta desde el otoño de 2012, según el dato confirmado este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El INE detalla que detrás de este incremento de los precios estuvo el alza del 34,9% de la electricidad en tasa anual en un mes en el que el precio mayorista de la luz batió récord.

In this article



Restaurante Internacional Txikitu

Te ofrecemos el mejor viaje gastronómico sin necesidad de equipaje

Calle del Mar, 61, Torre del Mar

Restaurante Internacional Txikitu

Te ofrecemos el mejor viaje gastronómico sin necesidad de equipaje

Calle del Mar, 61, Torre del Mar