Una guardia civil en prácticas evita el suicidio de un hombre que se atrincheró en su casa con un cuchillo en Mijas

La agente dialogó a través de una ventana con el individuo, que ya se había provocado cortes en las muñecas, y logró convencerle de que abriera la puerta

Se había atrincherado en su casa, con la llave echada y bajo la amenaza de quitarse la vida con un cuchillo. Unos amigos del presunto suicida llamaron, preocupados, asegurando que el individuo podría haber consumido sustancias estupefacientes y temían por su vida. Llamaron al servicio de emergencias sanitarias 112 Andalucía. Una agente en prácticas perteneciente a Seguridad Ciudadana del Puesto Principal de la Guardia Civil de Mijas, logró evitar que cumpliera su propósito.



Eran las 9 menos 10 de este martes cuando un aviso en el centro coordinador alertaba de que una persona tenía intención de suicidarse. Se trataba de un hombre de 34 años que se había encerrado en su vivienda y amenazaba con un cuchillo tras haber sufrido una ruptura sentimental con su pareja. Sin apenas tiempo para preparar una estrategia, dos patrullas del Instituto Armado se desplazaron hasta el inmueble en el que, supuestamente, se encontraba el individuo, firma Celina Clavijo en Málaga Hoy.

Necesitaron cerca de una hora para buscar un gancho que le atara a la vida. Y para ello, fue clave el papel desempeñado por una agente destinada en el puesto de Mijas desde hace poco tiempo. La mujer dialogó con el individuo a través de una ventana y observó que el autor llevaba un cuchillo en la mano y que ya presentaba algunos cortes en las muñecas. Así, consiguió empatizar con él y le acabó convenciendo de que arrojase el arma blanca con la que pretendía quitarse la vida y que abriera la puerta de la casa, cuyo acceso había estado impidiendo, según informaron fuentes próximas al caso.

Hasta la vivienda también habían acudido bomberos de Mijas, aunque su intervención no fue necesaria. El hombre individuo fue valorado por un médico de una ambulancia de urgencias que también se desplazó hasta el lugar y que lo trasladó hasta el Hospital Clínico de Málaga, siguiendo el protocolo establecido en estos casos.

Hace unos meses, un amplio dispositivo de seguridad evitó también que otro hombre se quitara la vida saltando al vacío desde el puente que conduce al aeropuerto de Málaga, en la MA-23, en la zona de Guadalmar. Fueron necesarias más de seis horas para convencerlo de que desistiera de su conducta suicida, según las fuentes consultadas entonces.

Las primeras llamadas de alarma al servicio de Emergencias 112 Andalucía comenzaron a registrarse pasadas las doce del mediodía. Varias personas alertaron de que habían visto a un individuo sentado en la autovía, al otro lado del quitamiedos, al parecer con intención de arrojarse al vacío, según los testigos.

Hasta allí se desplazaron los servicios sanitarios, agentes de la Policía Local y Policía Nacional, Bomberos de Málaga capital y también efectivos de mantenimiento de carreteras. Asimismo, se procedió a acordonar la zona y los bomberos desplegaron un colchón inflable en la zona que fue cedido por los bomberos de Torremolinos.

No fue hasta casi las 6 media de la tarde, más de seis horas después de que el hombre se subiese al puente con la amenaza de tirarse, cuando los policías lograron que depusiera su actitud y, según han informado los bomberos, acabó por bajarse de forma voluntaria por sus propios medios. Una vez a salvo, el individuo fue trasladado a un centro hospitalario.

In this article



Arenas

Comienza tu ruta mudéjar

Avda. de Fernández Ramos, 2 * 29753 Teléfono: 952 50 90 05