Tras la huella sefardí de Lucena

Por Francisco Gálvez

Los judíos sefardíes dejaron una profunda huella en España, fundamentalmente en Al-Andalus, donde Lucena, pueblo de la provincia de Córdoba, fue conocida como ‘La Perla de Sefarad’. De hecho, Lucena alojó la Academia de Estudios Talmúdicos, que se convirtió en el centro intelectual de la época.



Vamos a comenzar visitando el Castillo del Moral, donde se ubica el Museo Arqueológico y Etnológico de Lucena. Destaca la Torre del Homenaje, donde posiblemente fue encerrado Boabdil, el último rey de Granada. Este bien de interés cultural del siglo XI, pasó después a manos de los marqueses de Comares y, posteriormente, a la casa de Medinaceli.

El museo, como su nombre indica, muestra restos del pasado de la ciudad, así como otras interesantes galerías sobre la vida y la cultura del ser humano.

La ruta sefardí nos lleva por el barrio de Santiago, considerado el arrabal judío de la ciudad. Allí nos detendremos en la parroquia de Santiago, de tradicional estilo gótico mudéjar, y que, probablemente, fuese la sinagoga judía, reformada convertida después de la expulsión en centro de culto católico.

Cerca de la parroquia se ubica el Llano de las Tinajerías, donde desde antiguo los artesanos creaban la famosa alfarería cordobesa, sobresaliendo las enormes tinajas de barro que dieron fama a la ciudad. En la imagen podemos ver a Antonio Luis Granados, uno de los alfareros de Lucena de larga tradición familiar, en pleno proceso creativo.

Una de las familias ilustres de Lucena, la familia Soto Flores, de posibles orígenes conversos, construyó el palacio conocido como de los condes de Hust. Una preciosa y antigua casa solariega que hoy alberga la biblioteca y el archivo municipal, así como una sala de exposiciones.

Desde allí, a pocos pasos, iremos a admirar la llamada catedral de la Subbética, la iglesia de San Mateo, de estética gótico-mudéjar y renacentista. Imposible no deleitarse con el retablo mayor y la capilla del Sagrario, sin duda una de las mayores obras de arte del barroco cordobés.

Otra familia de posibles orígenes sefardíes, la Mora-Saavedra, fue la responsable de la construcción, en el siglo XVIII, del hoy llamado palacio de los condes de Santa Ana, uno de las grandes edificaciones de la arquitectura civil de Lucena. Destacan su fachada, sus dos patios y su bella escalera coronada con una bóveda. En su interior encontraremos Centro de Interpretación de la Ciudad de Lucena y la Oficina Municipal de Información Turística.

Para terminar nuestro viaje al corazón de ‘La Perla de Sefarad’, rendiremos homenaje a un pueblo que tan honda huella dejó visitando la necrópolis judía, descubierta en 2006, con 356 tumbas, y que es la más antigua jamás encontrada en Europa. Gracias al estudio de esta necrópolis medieval, se han averiguado más datos sobre la forma de vida y costumbres de los sefardíes andaluces.

 

Y si quieren completar un viaje apasionante al mundo sefardí, no olviden “echar en el zurrón” la popular repostería de esta cultura.

 

Pestiños, arrucaques, formigos, tortas y mostachones harán de su viaje una delicia aún más dulce.

 

 

~~ Contenido promocionado por la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía S.A. ~~
En este artículo



Alibezon

En Alibezon disponemos del servicio de diseño de logotipos por solo 59 IVA incluido y con la mayor profesionalidad.

Alibezon

En Alibezon disponemos del servicio de diseño de logotipos por solo 59 IVA incluido y con la mayor profesionalidad.