Torrox resalta su tradición agrícola y pone en valor su casco histórico

En el entorno de la Plaza de Oriente se ha instalado un arado, una de las herramientas de labranza más representativas del campo.

El Ayuntamiento de Torrox, dentro de la gran apuesta del equipo de gobierno por poner en valor su casco histórico, ha instalado en el entorno de la Plaza de Oriente, junto a calle Beso, un arado, donado por Salvador Jurado, “Cantarico”.



El alcalde, Óscar Medina, junto al teniente de alcalde responsable de Interlocución con el Casco Histórico, José Manuel Fernández, y la concejala de Agricultura, Ana Pérez, han podido comprobar de primera mano este martes el resultado tras la colocación de este apero, el primero de una serie de elementos tradicionales de labranza y la ganadería que se irán instalando “para que los visitantes puedan hacer un recorrido visual por la historia de Torrox paseando por las preciosas calles de nuestro pueblo blanco”, resaltaba el regidor.

“Poner en valor nuestro pueblo no solo es encalarlo y limpiarlo, es igual de importante resaltar nuestra historia”, indicaba Medina, a la vez que ha agradecido a “Cantarico” su donación del arado con el que se representa la tradición agrícola de la que Torrox puede hacer alarde.

Esta nueva iniciativa ornamental viene a reforzar los otros reclamos ya existentes en el casco histórico, como sus ya característicos trencadís de colores o la original y llamativa casita del ratoncito Pérez, recientemente instalada en el entorno de la céntrica plaza de la Hoya.

In this article