Sayalonga aumenta el control del consumo de agua en los diseminados para evitar cortes de suministro

El Ayuntamiento obliga a instalar contadores en las fincas para revisar el consumo y suspenderá a los que se excedan o tengan impagos.

Debido a la sequía y a las escasas precipitaciones en lo que va de año hidrológico, el Ayuntamiento de Sayalonga ha decidido extremar el control del consumo de agua en los diseminados agrícolas, con la instalación de contadores totalizadores, para evitar tener que realizar cortes de suministro en los cascos urbanos, según informa SUR. Este municipio se abastece del río que baja de las Sierras Tejeda, Almijara y Alhama desde Canillas de Albaida y Árchez. No utiliza agua del embalse de La Viñuela.



Así, en un bando municipal dictado este martes por la alcaldesa, Sagrario Fernández, se anuncia que, en cumplimiento de la ordenanza aprobada el pasado diciembre, procederán al corte del suministro «cuando los abonados se nieguen a modificar el registro de su contador, bajo su coste, e instalar dichos contadores en las casetas que el Ayuntamiento está habilitando».

Para ello, han dado un plazo de 15 días, a partir del cual únicamente tendrán acceso a estas casetas los operarios municipales. Asimismo, la regidora sayalonguina ha anunciado que «cuando el abonado haga uso del agua que se le suministra en forma o para usos distintos de los contratados, por ejemplo un consumo excesivo comparado con la media del resto de los abonados», igualmente se procederá al corte del servicio.

Asimismo, desde el Consistorio de Sayalonga han anunciado que suspenderán el servicio «cuando por el personal de la entidad suministradora se encuentren derivaciones en sus redes con consumo de agua sin contrato alguno». Por su parte, el Ayuntamiento también actuará «cuando el abonado establezca derivaciones en su instalación para el suministro de agua a otras fincas, locales o viviendas diferentes de los consignados en su contrato de servicio».

De la misma forma, Fernández ha comunicado que las actuaciones también se llevarán a cabo «cuando el abonado no cumpla, en cualquiera de los aspectos, el contrato que tenga establecido con la entidad, o las condiciones generales de la utilización del servicio». Por último, también se suspenderá el suministro cuando se produzca «un impago de una o más facturaciones dentro del plazo establecido al efecto», según recoge SUR.

Tramos de consumo

En el bando municipal la alcaldesa recuerda que las tarifas de agua en vigor contemplan un coste de 69 céntimos para los primeros 15 metros cúbicos de consumo; entre 16 y 35 metros cúbicos de consumo el coste se eleva hasta los 1,19 euros el metro cúbico; de 36 a 75, a 1,69 euros el metro cúbico; y por encima de los 76 metros cúbicos de consumo, se facturan cada 1.000 litros a 3,36 euros.

Para la alcaldesa, estas medidas «seguro que repercutirán en un mejor servicio del suministro, con menos cortes de agua y un servicio más eficiente», reconociendo, no obstante, «que no son agradables para nadie, pero la situación es insostenible y cada año va empeorando, incluso con la mejora de las inversiones en el suministro; ya no caben más parches, hay que atajar la situación», sostiene Fernández.

La regidora sayalonguina pide disculpas por estas medidas, «pues estoy segura que la mayoría de los usuarios hacen un uso justo y racional del suministro, pero ante la imposibilidad de poner un operario por contador de suministro, tenemos que adoptar una medida genérica, y siempre hay usuarios que se perjudican, pero desde la corporación entendemos que esto será beneficioso para todos los usuarios a largo plazo, y posiblemente se podrán conceder más enganches de suministro para otros vecinos que ahora no cuentan con él».




Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria

Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria