Parauta cambia el alumbrado navideño por jamones de pata negra para sus vecinos

El Ayuntamiento ha adquirido los lotes en una empresa de la Serranía para ayudar a los empresarios de la comarca.

Parauta, un pequeño municipio de la Serranía de Ronda, ha cambiado el dinero de la iluminación navideña por jamones de pata negra, para darle una alegría a sus vecinos en medio de la pandemia que estamos viviendo, según informa La Opinión de Málaga.



«Al principio únicamente decidí que este año no íbamos a poner las luces de Navidad porque hay cientos de personas que están muriendo, como consecuencia de la pandemia. Pero luego pensé que deberíamos hacer algo para alegrar a los vecinos estos días. Decidimos que tenía que ser algo que igualara a todos los vecinos del pueblo, a quienes se lo pueden permitir todo el año y a los que jamás podrían, que en mi pueblo son muchos . Y se me ocurrió lo del jamón de pata negra», ha explicado la alcaldesa, Katrin Ortega.

Sus compañeros de gobierno le miraron sorprendidos pero lo que en principio parecía una idea alocada se transformó en un lote de jamón de pata negra, chorizo ibérico, salchichón ibérico, queso y vino de Ronda para todos.

El Ayuntamiento de Parauta ha adquirido los lotes en una empresa de la Serranía para ayudar a los empresarios de la comarca y ha repartido un lote por cada familia censada en el municipio.

El reparto se inició el pasado lunes entre los vecinos que abren sus puertas encantados ante semejante obsequio. La avalancha de periódicos, radios y televisiones de toda España que se han hecho eco de la noticia ha sido tal que la alcaldesa ha decidido hacer el reparto en varios días para que todos los medios puedan grabar el momento de la entrega de tan suculento regalo a sus vecinos.

La iniciativa ha supuesto un gasto de unos 8.000 euros en un municipio que tiene un presupuesto que no llega al millón de euros (900.000 euros) y depende prácticamente de la Diputación de Málaga.

In this article



Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria