Los Mossos d’Esquadra detienen a los tres organizadores de la fiesta ilegal de Llinars del Vallès tras desalojar la nave

Agentes de la policía catalana, entre ellos varios antidisturbios, han accedido al local industrial abandonado que acogía la ‘rave’ iniciada en Nochevieja y han identificado a unas 300 personas.

Los Mossos d’Esquadra han desalojado la fiesta ilegal que se celebraba en una nave industrial abandonada de Llinars del Vallès (Barcelona) y han detenido a sus tres organizadores. Varias furgonetas de la policía catalana han entrando este mediodía al terreno donde se halla el local, en el que aún quedaban unos 300 participantes de la rave iniciada en Nochevieja.



Parte de los agentes han accedido al interior del local, donde la mayoría de personas ha recibido a los policías con los brazos en alto, aunque también ha habido algún conato de forcejeo con los antidisturbios. Los Mossos los han agrupado para proceder a realizar identificaciones a todos los asistentes. El director general del cuerpo, Pere Ferrer, y el comisario Ferran López, entre otros mandos de la policía catalana, han acudido al lugar.

El presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès, ha dicho que revisará los protocolos con el Departamento de Interior para que las actuaciones sean más rápidas en futuras ocasiones.

Ferrer ha asegurado que «todos los asistentes serán sancionados» y que los organizadores podrían recibir sanciones de hasta 600.000 euros. Además, ha informado de que los hechos se comunicarán a los juzgados para que diriman si hay responsabilidades penales. El director de los Mossos ha afirmado que el dispositivo era complejo y era imposible de realizar «sin la coordinación con Salud» debido a la pandemia de Covid. Fuentes del Departamento de Salud han explicado que la consejera Alba Vergés habló ayer con el titular de Interior, Miquel Sàmper, y que la petición fue clara: que se pusiera fin a la fiesta, se identificara a los participantes de la misma y se impusieran las sanciones correspondientes.

Ciudadanos, el principal partido de la oposición en el Parlament, ha anunciado que pedirá la comparecencia de ambos consejeros en la Cámara catalana.

El alcalde de Llinars del Vallès, Martí Pujol, ha asegurado hoy que la fiesta que se celebraba desde el día 31 de diciembre en una nave industrial abandonada del municipio es una «acción muy bien organizada».

Pujol ha relatado que los vecinos empezaron a detectar movimiento en la zona a media tarde del día 31 y desde el municipio ya se envió una patrulla de la Policía Local y se cortaron los accesos con bloques de hormigón New Jersey, pero «los retiraron».

A su juicio, los participantes «estaban dispuestos a entrar allí sí o sí» en una «acción muy bien organizada, con la mayoría de los participantes extranjeros, de ItaliaFranciaHolanda«, que han circulado con sus furgonetas por Europa durante varios días.

Tras agradecer los refuerzos policiales que ofrecieron en un primer momento los ayuntamientos de Sant Antoni de Vilamajor y Cardedeu, el alcalde ha sostenido que los organizadores son también extranjeros, porque «los camiones que llevan los equipos de música y de manutención tienen matrículas extranjeras, es gente que va por Europa buscando ubicaciones próximas a las autopistas, de buen acceso», informa Efe.

El alcalde considera que «deben tener algún sistema de internet oculto, con el que se comunican con la gente que los sigue y acaban dando la ubicación y encontrándose, porque no vinieron de golpe, vienen en cascada, se lo van diciendo, y también marchan en cascada».

Respecto a la situación jurídica de la nave, la ha tachado de «muy complicada», porque hace años era una fábrica de cerámica, de capital catalán, pero «luego pasó a ser una empresa italiana, que suspendió pagos durante mucho tiempo». «Ahora la situación jurídica exacta no la puedo asegurar, pero la noticia es que estaba en concurso de acreedores», ha puntualizado.

La rave ilegal que empezó a celebrarse sobre las 21.00 horas del pasado 31 de diciembre continuaba activa esta mañana, aunque con menos participantes que las dos noches previas

Los Mossos explicaron ayer que tenían previsto actuar policialmente «en las próximas horas» si los participantes no abandonaban el lugar por voluntad propia.

Más de 200 personas de varias nacionalidades han participado desde el último día de 2020 en esta fiesta, que fue denunciada por los vecinos de la zona sobre las 21 horas del mismo día 31 y que estaba previsto que concluyera el 4 de enero.

En un primer momento, los Mossos señalaron que no querían desalojar por «por criterios de oportunidad, congruencia y proporcionalidad» y para evitar con ello graves incidentes.

A las personas que han abandonado la nave por voluntad propia se las ha identificado y se ha tramitado la correspondiente denuncia, entre otras cosas, por asistir a una fiesta prohibida con motivo del Covid-19, sin guardar las distancias de seguridad ni usar mascarilla.

In this article



VisualMarket Óptica Outlet

Tu cuidado visual y la moda a unos precios que te puedes permitir

Avda. del Sol, 2, (El Tomillar) Torre del Mar

VisualMarket Óptica Outlet

Tu cuidado visual y la moda a unos precios que te puedes permitir

Avda. del Sol, 2, (El Tomillar) Torre del Mar