Liberan en Estepona a cuatro esclavas sexuales: «Vivían hacinadas, sin poder salir a la calle y con comida racionada»

Detienen a cuatro personas, entre ellas un matrimonio y un hijo de la relación conyugal junto a su novia, todos por su presunta implicación en los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, relativos a la prostitución, tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

La Policía Nacional ha desarticulado en Estepona  un clan familiar dedicado a la explotación sexual de mujeres en un domicilio de la localidad. Los agentes han detenido a cuatro personas, entre ellas un matrimonio y un hijo -de la relación conyugal- junto a su pareja sentimental, todos por su presunta participación en los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, relativos a la prostitución, tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal. Asimismo, los agentes han liberado a cuatro mujeres, que permanecían retenidas en la vivienda y eran obligadas y coaccionadas a ejercer la prostitución bajo un férreo control y en situación de hacinamiento. Finalmente, en un registro en el inmueble, los investigadores han intervenido diferentes tipos de drogas preparadas para su venta, sustancias que potencian las relaciones sexuales, una balanza de precisión, 10.690 euros en efectivo y diversa documentación.



La “Operación Fado”, que ha sido llevada a cabo por agentes adscritos a la Brigada Local de Extranjería y Fronteras de la Comisaría de Estepona, se inició a partir de unas informaciones que apuntaban cómo en un domicilio de la localidad malagueña sus moradores obligaban a mujeres a ejercer la prostitución contra su voluntad.

Es así como los investigadores iniciaron las pesquisas, que condujeron a identificar a los miembros de un clan familiar con antecedentes por delitos de la misma naturaleza en España y Portugal, constando incluso el arresto de sus integrantes apenas unos años atrás en la vecina localidad de Marbella.

Continuando con las indagaciones, los agentes conocieron que la trama captaba a las víctimas mediante engaños y que incluso atraía a las chicas con falsas ofertas de alojamiento a través de Internet.

Los miembros de la organización ejercían un férreo control sobre las víctimas, que no tenían libre disposición sobre la comida ni tampoco podían salir o acceder a determinadas estancias de la casa, aprovechándose de las necesidades económicas y la situación de vulnerabilidad de aquellas para obligarlas y coaccionarlas a ejercer la prostitución.

La investigación policial culminó con la diligencia de entrada y registro en el domicilio investigado, autorizada por el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Estepona, procediéndose al arresto de los cuatro miembros de la organización, así como a la liberación de otras tantas mujeres.

En la vivienda se intervinieron diferentes tipos de sustancias estupefacientes preparadas para su venta -18 bolsitas de plástico conteniendo cocaína, cuatro envoltorios con hachís, un envoltorio con cogollos de marihuana y un envase conteniendo “cocaína rosa”-; una balanza de precisión; 10.690 euros en efectivo; sustancias potenciadoras de las relaciones sexuales y diversa documentación. Asimismo se recogieron pruebas evidentes del hacinamiento de las mujeres en habitaciones donde no podían realizar sus necesidades básicas.

Si tienes conocimiento de algún hecho de T.S.H. colabora

La Policía Nacional cuenta con la línea telefónica 900 10 50 90 y un correo electrónico [email protected] para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos, no quedando reflejada la llamada en la factura telefónica.