La nerjeña Carmela Herrero cumple 100 años confinada en su residencia 

Hace poco más de cuatro años se trasladó al centro asistencial.

El confinamiento decretado por el Gobierno central en todo el país para frenar la expansión del coronavirus está dejando historias de todo tipo. Esta la leemos en el Diario Sur. La nerjeña Carmela Herrero Moreno festejó su 100 cumpleaños  en la residencia de las hermanas del Buen Samaritano rodeada de compañeros y trabajadoras, pero sin poder recibir a su familia.



«Ya lo celebraré con ellos en verano, por ejemplo el 16 de julio, en la festividad de la Virgen del Carmen», dijo a SUR, vía telefónica.

Nacida en una casa del centro del pueblo, en la que vivió hasta que hace poco más de cuatro años se trasladó al centro asistencial, Herrero no se casó ni tuvo hijos, por lo que una sobrina y varios sobrinos-nietos son su única familia. «Estamos bien pero tenemos miedo. Rezo mucho todos los días para no contagiarnos», expresó Herrero, en una conversación fluida en la que únicamente fue necesario elevar el tono de voz, «porque estoy un poco sorda», dijo.

En la residencia nerjeña, que gestionan la congregación de las hermanas del Buen Samaritano, hay 42 internos. Ayer, dentro de las labores que lleva a cabo la Unidad Militar de Emergencias (UME) en la provincia con motivo de la pandemia del Covid-19, efectivos del Ejército español realizaron tareas de limpieza y desinfección en las dependencias del centro asistencial, que fue inaugurado en 2012.

En este artículo