La estrella de Miguel Ángel brilla ahora desde el cielo

Fallece el joven alhaurino de 10 años que padecía un tumor cerebral al que Morata dedicó el gol que metió a España en el Mundial.

Miguel Ángel, el niño 10 años natural de Alhaurín El Grande que luchaba desde 2020 contra un tumor cerebral, falleció hace pocas horas. Su estado había empeorado en las últimas semanas. El tumor no era operable por su localización y, pese a todos los cuidados, fue imposible prolongar su vida. Desde que tenía uso de razón jugaba al fútbol y era un apasionado de él. Militaba en las categorías inferiores del Alhaurino. En la corajuda batalla que libró encontró los ánimos de los mejores futbolistas. Por ejemplo, Álvaro Morata le dedicó sacando una estrella en el gol a Suecia que metía a España en el Mundial de Catar, recordaban desde Málaga Hoy.



«Las cosas importantes de verdad. Uno de los goles más bonitos que marcaré en mi vida. Va por ti, Miguel Ángel», escribía Morata en su cuenta de Instagram, junto a una imagen con esa varita mágica coronada con una estrella, la cual exhibía tras el gol el pasado mes de noviembre. Cuando se le cuestionó, visiblemente emocionado decía que era algo personal. En la víspera del partido, Morata y Unai Simón habían conocido a Miguel Ángel, que también había recibido la camiseta con la que Sarabia había marcado el gol de la victoria en Grecia.

Apasionado de la selección, previamente, hace un año y medio, durante el confinamiento duro, el propio Luis Enrique había mandado un vídeo a Miguel Ángel cuando se encontraba hospitalizado. «Me han dicho que estás en el hospital un poco pachucho», explicaba Luis Enrique: «Como ahora no tengo fútbol y ya sabes que soy el seleccionador, me estoy dedicando a llamar a los que son los mejores aficionados y me han dicho que tú, Miguel Ángel, con sólo ocho añitos, eres uno de los mejores que tenemos. Ahora me toca a mí, como entrenador, como cuando antes tú animabas, animarte a ti. Nada más salgas del hospital estás invitado a venir a vernos a la selección y te daremos una camiseta tan chula como esta que llevo, un balón firmado por todos los jugadores. Tengo muchas ganas de conocerte, verte y abrazarte. Dale un beso a tus papás. Mucho ánimo y mucha fuerza y a tope, que somos los mejores». El seleccionador nacional pasó un trance personal muy delicado con el fallecimiento de una hija en 2019 con una edad parecida a la de Miguel Ángel por una enfermedad. Luis Enrique decidió dejar de lado entonces su cargo y su carrera para pasar varios meses al lado de su pequeña.

También vivió Miguel Ángel un día inolvidable en junio de 2020, en una visita al entrenamiento del Málaga. Toda la plantilla del equipo se dirigió hacia él para dedicarle un sonoro aplauso. Vestido con una camiseta del primer equipo con su nombre, el joven malaguista pudo conocer a los integrantes del club. El capitán entonces, Adrián González, le entregó un balón firmado por toda la plantilla y también una camiseta. Seguidamente, Sergio Pellicer le hizo entrega de una gorra con el escudo del club y le prometió una dedicatoria en el partido siguiente, como así fue. Y se llevó los guantes de Munir. Otros futbolista como Joaquín o Sergio Ramos le dieron también sus ánimos.

La Fundación Pequeño Deseo canalizó para que Miguel Ángel tuviera la oportunidad de conocer a sus ídolos y disfrutar de un momento tan emotivo. «Tiene como misión hacer realidad los deseos de niños y niñas con enfermedades crónicas o de mal pronóstico con el fin de apoyarles anímicamente durante su tratamiento y hacer mas llevadera su enfermedad. Está demostrado científicamente que el cumplimiento de un deseo genera en el niño emociones positivas que tienen un efecto enorme en su bienestar y mejoría física», explicaba en su página web. Descanse en paz el pequeño Miguel Ángel.