Investigan el asesinato en Madrid de un hombre hallado en un piso con la puerta cerrada por dentro

La víctima, un español de origen colombiano de 51 años, fue hallada maniatada y amordazada. Un vecino escuchó varios gritos de socorro.

La Policía Nacional investiga el homicidio de un hombre en el distrito madrileño de Puente de Vallecas cuyo cadáver fue localizado el pasado domingo en su vivienda, que estaba con la puerta cerrada y la cadena echada por dentro, según informa La Opinión de Málaga.



La madre de la víctima llamó a un cerrajero para que le abriera la puerta del domicilio porque no tenía noticias de su hijo. También se puso en contacto con el 112 por el temor de que le hubiera ocurrido algo.

Varias patrullas policiales se personaron en el lugar y cuando accedieron a la vivienda localizaron en el suelo el cadáver de este hombre, un español de origen colombiano de 51 años. El hombre estaba en pijama maniatado y amordazado con cinta americana.

Los sanitarios del Summa 112 también acudieron al domicilio pero el equipo médico solo pudo confirmar el fallecimiento sin manipular el cuerpo. Días después, la autopsia ha confirmado que fue una muerte violenta.

La pesquisas están siendo desarrolladas por el Grupo V de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía Nacional.

Por el momento, los investigadores desconocen cómo pudo salir el asesino de la vivienda o si la víctima, antes de morir, fue el que cerró la casa con llave.

Gritos de socorro

Lo que sí se conoce es que el sábado por la mañana, un día antes de encontrar el cuerpo, varios vecinos escucharon tres gritos de «socorro». «Lo oímos de una forma muy bruta. Nos asomamos por la ventana y había una mudanza pero después de los gritos se hizo el silencio», explica uno de los residentes.

Este vecino se muestra «sorprendido» por el suceso ya que lleva ocho años viviendo en la denominada Colonia de los Taxistas y es un lugar muy «tranquilo». «Los vecinos nos conocemos mucho pero esta familia parece que eran nuevos… de alquiler debe ser. Lo único que sabemos de ellos es que son de origen colombiano pero aún estamos en ‘shock'», detalla.

Por el momento, no hay detenidos y todas las hipótesis están abiertas, desde un posible ajuste de cuentas hasta una relación sentimental. Sin embargo, todo indica que la víctima conocía a su o sus asesinos.

In this article