El Vélez roza el milagro ante Las Palmas que ganó en la recta final (2-3)

Los blanco, espoleados por un llenazo en el Vivar Téllez, se adelantaron dos veces con los goles de Joselinho y Gonzalo pero no pudieron con un rival que se creció en el segundo tiempo.

El Vélez Club de Fútbol acarició la sorpresa en la Copa, y lo hizo a base de buen juego, goles y arrinconando en muchos momentos a la Unión Deportiva Las Palmas. Los canarios ganaron gracias a un gol en la recta final, ante un Vélez que fue de más a menos. El conjunto de Pepe Mel estuvo a remolque de un Vélez espoleado por la mejor entrada de la temporada de la última década. Lleno en el Vivar Téllez que despidió a lo grande a su equipo que hizo un gran esfuerzo, y que firmó una gran primera parte, y que en la segunda estuvo a merced de su rival. Fue clave el gol amarillo (2-2) al filo del descanso.



Los blancos vieron como en los primeros diez minutos la pelota era para su rival que presentó muchas rotaciones, ya no jugaron muchos de los habituales en la Liga, como Jesé o Jonathan Viera. El Vélez jugó con una defensa de tres centrales y presentó la novedad de Zamorano de carrilero por la derecha. Por ese costado nació el gol, precisamente Zamorano y Camacho, fabricaron la jugada que finalizó Joselinho, llevándose la pelota dentro del área con maestría y batiendo por bajo al portero canario. El gol hizo más fuerte a los blancos, que estaban bien en todas las líneas. Sus jugadores estaban brillando en los duelos individuales y Las Palmas no sabía como atacar a un rival sin fallos, sin precipitaciones y que siempre quiso jugar la pelota. La diferencia de dos categoría no se estaba notando, incluso el Vélez pudo hacer el segundo en un lanzamiento lejano de Zamorano. Cada robo de balón del Vélez era jadeado por una afición entregada que veía que su equipo tenía el partido controlado, ya que los canarios, solo atacaban por la derecha con centros laterales, resueltos por alto con mucha seguridad por Diego Barrios.

Las Palmas encontró aire con el empate en el minuto 27, un gran gol de Benito, que la clavó desde la izquierda de un buen golpeo en el pico del área. Lejos de desmoronarse, el Vélez siguió deslumbrando con acciones rápidas y llegadas claras al área insular. Así, Alex Camacho pudo hacer el segundo, pero lo evitó Álvaro Vallés. El portero canario se vio sorprendido en el minuto 33 de un lanzamiento lejano de Gonzalo, que tocó un defensa, y besó las mallas, ante el delirio de la afición.

Y la clave pudo estar en el empate canario en el minuto 43, con un centro desde la derecha y un remate en el área pequeña de Sadiku. Duro golpe que noqueó al Vélez durante la segunda parte.

Y es que en ese tiempo si se vio la diferencia de categoría, y Las Palmas, con el viento a favor, dominó, presionó y tuvo varias opciones de gol. Mikel Mesa, Rafa Mújika y sobre todo Pinchi, con una espectacular parada de Diego Barrios, pudieron hacer el 2-3. Ese gol salvador llegó al final, con un balón perdido por el Vélez en la banda derecha del ataque canario, y dentro del área, García no perdonaba.

Los veleños acabaron en el área canaria, con un buen remate de Adolfo pero la suerte no estuvo de lado del modesto y acabó el sueño copero, pero la afición lo celebró como si fuese una victoria.

Vélez: Diego Barrios, Zamorano (Pablo, min. 54), Bochino, Adolfo, Portillo, Ocaña, Cervera (Nacho, min. 84), Gonzalo, Gory (Balta, min. 46), (Pablo, min. 54), Alex Camacho y Joselinho (Kaya, min. 74).
Las Palmas: Álvaro Vallés, Ale Díez, Alex Suarez, Ferigra, Mikel Mesa, Benito, Pinchi, Sadiku (Óscar Clemente, min. 68), Unai Vega, García (Clau, min. 84) y Moleiro (Rafa Mújida, min. 57), (Pol, min. 84)
Goles: 1-0, min. 10: Joselinho. 1-1, min. 27: Benito. 2-1, min. 33: Gonzalo. 2-2, min. 43: Sadiku. 2-3, min 83: García.
Árbitro: Sánchez López de Murcia. Amonestó a los locales Cervera, Portillo y Alex Camacho y a los visitantes Mikel Mesa, Alex Suárez y en dos ocasiones a Kiriam, expulsado en el minuto 90.
Incidencias: Partido jugado en el Vivar Téllez con la presencia de 1.800 aficionados, lleno.

In this article