Intervienen en Mijas 105 kilos de erizos de mar que habían sido capturados ilegalmente

Han sido denunciadas dos personas y se han intervenido dos equipos de buceo en apnea y artes y útiles utilizados para la captura ilegal.

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) la Compañía de la Guardia Civil de Marbella dentro de las actuaciones que se realizan para evitar la captura ilícita de especies pesqueras y su comercialización irregular, con la colaboración de la Policía Local de Mijas, ha procedido a la investigación de dos personas por delitos relativos a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.



Esta actuación tuvo lugar el pasado día 13 de marzo cuando los agentes localizaron a dos personas dedicadas a la pesca ilegal de erizos de mar, los cuales supuestamente iban a ser comercializados en la provincia de Cádiz.

Estas personas fueron sorprendidas en la zona de la playa del Sheriff de Mijas, cuando se le intervinieron 105 kg de erizo de mar que transportaban en el maletero de un vehículo, siéndole intervenidos dos equipos de buceo en apnea y las artes y útiles utilizados para su captura. La mayoría de los erizos incautados pudieron ser devueltos al mar al encontrarse todavía vivos.

Por estos hechos fueron denunciadas dos personas, una de ellas reincidente en este tipo de hechos, por realizar la actividad marisquera sin autorización y en jornada y horario no autorizado, la cual ha sido remitida a la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Málaga.

Además, estas dos personas están siendo investigadas por un supuesto delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, por realizar actividades de marisqueo sin autorización. No cumplían la normativa en vigor para la pesca de esta especie que exige la tenencia de una licencia y el cumplimiento de cupos que limitan la cantidad de producto por pescador y día, siendo remitidas las diligencias a la Fiscalía Provincial de Málaga.

El erizo de mar es una especie muy apreciada en la gastronomía de las provincias de Cádiz y Sevilla. Se consume habitualmente en bares y restaurantes, existiendo una gran demanda en la hostelería, hecho por el cual se encuentran muy cotizados.

In this article



El Caserío de Las Monjas

Cocina tradicional, mediterránea y vasca. Carnes, pescados, guisos, postres… ¡Divino!

C/ Federico Téllez Macías, 4; Vélez-Málaga