El artista urbano Invader será enjuiciado en Málaga por la colocación de mosaicos en edificios protegidos

También se acusa de un delito contra el patrimonio histórico al creador y ex director del CAC, Fernando Francés, por colocar e inducir la colocación de mosaicos.

El Juzgado de lo Penal número 8 de Málaga será el encargado de enjuiciar el caso iniciado a raíz de la colocación sin permiso de mosaicos del artista francés Invader en edificios de la capital malagueña integrados como Bien de Interés Cultural (BIC), según ha publicado Málaga Hoy.



Los acusados son el artista urbano, que tuvo que ser identificado, y el que fuera director del Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga, Fernando Francés. A ambos se les acusa de un presunto delito contra el patrimonio histórico.

Según fuentes judiciales, dicho juzgado de lo Penal recibió a primero del pasado mes de junio el procedimiento instruido y ahora está pendiente de fijar la fecha para la celebración del juicio.

El Juzgado de Instrucción número 6 de Málaga ha sido el encargado de la causa que se abrió tras la querella presentada contra ambos por la Fiscalía malagueña después de que se realizara la colocación de los mosaicos.

En concreto, fue en mayo de 2017 cuando se instalaron 15 mosaicos formados por azulejos tanto en paredes como en fachadas de edificios, como el Palacio Episcopal y el de Salinas -singularmente protegidos-, supuestamente sin autorización administrativa ni de los titulares de los inmuebles.

El juzgado instructor acordó en noviembre de 2019 seguir la causa contra el artista y Fernando Francés por esta colocación o ‘invasión‘, que es como se conoce la instalación de los mosaicos de dicho artista galo en distintas ciudades del mundo.

La acusación pública ha venido sosteniendo que las obras se instalaron en inmuebles situados dentro del sector delimitado como BIC, inscrito en el Catálogo del Patrimonio Andaluz, y que el material usado para colocarlos causó, según esta parte, un supuesto «daño por alteración en las fachadas».

Sólo en un caso se pidió autorización, a través de un correo electrónico de un cuenta del CAC; solicitud que fue denegada por la propiedad, aunque el mosaico fue colocado, señala el ministerio fiscal.

Para esta acusación, supuestamente la ‘invasión’ fue «propuesta» por Francés; además de contar con el apoyo y estar programada por este, que se reunió con Invader en París a finales de 2015 presuntamente para proponerle la acción e invitarle a venir para escoger los lugares. Una primera visita que fue en primavera de 2016 y después se produjo la de 2017 para la colocación.

La Fiscalía de Málaga emitió un escrito de acusación en el que acusó a ambos de un delito contra el patrimonio histórico con carácter continuado por la colocación de mosaicos del creador urbano en edificios de la capital malagueña y solicitó que cada uno sea condenado a pagar una multa de 24 meses, a 50 euros por día; es decir, 36.000 euros.

El fiscal acusa a Invader como presunto autor del delito y a Francés como supuesto inductor; y como indemnización solicitó que pagaran a los propietarios de los edificios afectados los gastos de la retirada de los mosaicos y reparación de las fachadas, que serían unos 7.800 euros, aunque solo era una previsión de coste.