El alcalde de Frigiliana critica que los mayores de 80 años tengan que ir a Nerja para ser vacunados

Alejandro Herrero no entiende por qué, después de meses de confinamiento, deben ser trasladados siete kilómetros sin guardar distancia, en vez de subir al pueblo un enfermero para poner 20 vacunas, según informa Diario SUR.

La llegada de las vacunas frente al Covid-19 a los mayores de 80 años que no viven en residencias ha traído consigo quejas en algunos municipios de la provincia. El alcalde de Frigiliana, Alejandro Herrero (PSOE), ha presentado una reclamación ante la Delegación de Salud después de conocer que el SAS está citando a los mayores de 80 años de su localidad en el centro de salud de Nerja para que les administren la primera dosis contra el coronavirus. «Ayer por la tarde recibí numerosas llamadas de vecinos alarmados y asustados porque no creían que fuera verdad que los estén llamando para vacunarse en el ambulatorio de Nerja», explicó el regidor.



«No entienden, ni entiendo yo, cómo es posible que después de casi un año pidiéndoles a los mayores y con enfermedades graves que no se acerquen a los familiares, que guarden las distancias, que eviten visitas, ahora se les obligue a meterse en un coche con el familiar que pueda llevarlos a desplazarse siete kilómetros para ponerse una vacuna», afirmó el alcalde frigilianense a través de un comunicado.

El regidor se preguntó dónde están las restricciones para viajar a otros municipios, cómo se explica que estos mayores sí pueden ahora interactuar con familiares más jóvenes y no entiende cómo se hace viajar a personas muy mayores y con patologías muy graves para acceder a la vacuna. «Es una barbaridad. Poner 20 vacunas esta semana en Frigiliana es muy sencillo, en vez de tener que desplazar 20 coches hasta Nerja, con 20 conductores más 20 acompañantes para mayores que tienen diversas patologías», argumentó.

Alejandro Herrero ofrece al Servicio Andaluz de Salud la infraestructura que necesiten para vacunar a sus vecinos mayores en Frigiliana en vez de tener que desplazarse a las instalaciones de Nerja. El alcalde frigilianense ha pedido al delegado de Salud, Carlos Bautista, que «dé las órdenes pertinentes para evitar males mayores a mis vecinos que hasta ahora han tenido la tasa más baja de incidencia de toda la provincia y un comportamiento ejemplar y no quisiera que este despropósito pusiera en riesgo sus ya pobres salud». Este periódico ha intentado sin éxito recabar una valoración de la Junta sobre estas quejas.

In this article