Denuncia en la Fiscalía por el calor en el Hospital Regional de Málaga

Profesionales aseguran que en habitaciones de Neurología se han soportado «hasta 33 grados»

La Asociación del Defensor del Paciente ha puesto en conocimiento de la Fiscalía de Málaga las altas temperaturas que se han registrado algunos días en ciertas zonas del Hospital Regional de Málaga. En concreto, la notificación ha estado motivada por el calor en el área de Neurología donde enfermos y personal han llegado a soportar «hasta 33 grados». El centro sanitario señaló que fue «un problema puntual» y que se han tomado medidas para evitar que se repita.



Según el escrito remitido al fiscal jefe, Juan Carlos López Caballero, podría suponer «un delito contra la vida de las personas«. Por ello, la organización demanda la intervención del Ministerio Público. «Se está poniendo en riesgo a los pacientes y a los trabajadores», apunta el escrito remitido por la presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores. «No es decente ni humano tener a esas temperaturas a los pacientes que bastante tienen que estar en un hospital y luchar por su salud», señala el documento y publica Leonor García en Málaga Hoy.

La organización basa su denuncia en una queja de profesionales de Neurología sobre «calor insoportable». Según este personal, la situación ha sido comunicada en reiteradas ocasiones a los técnicos. «Según ellos, la máquina de aire acondicionado tiene más de 40 años y no puede funcionar mejor», indican. Y detallan: «Pasearse por las habitaciones es como visitar un bazar; llenas de mini aparatos de aire acondicionado portátiles, ventiladores y todo artefacto para ayudar a pacientes y familiares a sobrellevar el calor». La situación es «crónica, pero se ha llegado a una situación insoportable«, denuncian. Los profesionales han aportado al Defensor del Paciente fotografías tomadas entre las 16:00 y las 17:00 horas en las que se aprecian temperaturas de entre 30 y 33 grados.

Desde el Sindicato de Enfermería (Satse) se confirmó la queja de pacientes y profesionales por el calor. El delegado de esa organización en el Regional, Ignacio Anguita, explicó que el problema no es nuevo y se debe a que los dos equipos tienen unos 40 años. Una máquina se encarga de la refrigeración de todo el pabellón A y otra de enfriar el pabellón B. En la Unidad de Ictus del hospital -también perteneciente a Neurología y ubicada al final de la planta- no ocurre ese problema porque cuenta con un aparato propio y nuevo.

Por su parte, el hospital admitió que la última última ola de calor «que se ha visto mantenida unos días», los técnicos de mantenimiento tuvieron que actuar «de forma urgente en la unidad de tratamiento de aire acondicionado que da servicio a una unidad de hospitalización, ya que ésta sufrió un problema puntual debido a la falta de caudal«. Según el centro sanitario, esa intervención consiguió aumentar el flujo de caudal mediante el refuerzo con una línea adicional. Además, señaló que se están planificando diversas actuaciones para dar servicio desde la nueva planta enfriadora ubicada en el pabellón B con objeto de evitar este tipo de situaciones.




Benamargosa

calle Camino de Vélez-Málaga, s/n, 29718 * Teléfono: 952517002

Benamargosa

calle Camino de Vélez-Málaga, s/n, 29718 * Teléfono: 952517002