Vecinos de Torrox organizan una jornada de limpieza del cauce bajo del río Güi para retirar residuos

Los residentes se han organizado a raíz de los paseos en el desconfinamiento para eliminar plásticos y envases, en su mayoría procedentes de la agricultura en invernaderos, informa Diario Sur.

Un grupo de vecinos del entorno del río Güi se han organizado desde hace tres semanas para limpiar el cauce, que presenta una gran cantidad de residuos, como consecuencia principalmente de la agricultura intensiva bajo plástico que predomina en este entorno, limítrofe entre los términos municipales de Torrox y Vélez-Málaga. Así, este sábado, por tercera semana consecutiva, van a concentrarse en grupos, hasta un máximo de diez personas en esta fase de la desescalada, para retirar bolsas, envases, plásticos de invernaderos, cuerdas, gomas de riego, latas y otros muchos residuos que hay en el cauce.



«Empezamos algunos vecinos de manera individual y cuando coincidimos varios a la misma hora, a raíz de los horarios que impusieron para los paseos tras el confinamiento, decidimos quedar los sábados a las 20.00 horas para actuar conjuntamente», ha explicado Lola Valle, quien ha destacado que no forman parte de ningún partido u organización vecinal o social. «Somos vecinos preocupados por el medio ambiente, nos duele ver cómo se maltrata a la naturaleza», ha remarcado esta residente de Torrox, quien ha destacado que la actividad de mañana coincide además con la celebración este viernes del Día Mundial del Medio Ambiente.

«Es una pena que la gente no tenga conciencia y vaya tirando por ahí todo lo que tiene, hemos encontrado todo tipo de residuos», ha descrito sobre una actividad que se celebra «en un gran ambiente de compañerismo». Hasta ahora han recogido alrededor de una tonelada de residuos, que han sido retirados por los servicios de limpieza del Ayuntamiento, tras dejarlos al borde de la carretera que discurre paralela al cauce.

«Ojalá esta pandemia que estamos viviendo y este encierro al que hemos estado sometidos sirva para que la gente tome conciencia de lo frágiles que somos, tenemos que cuidar todos del medio ambiente, cada uno desde su entorno, con pequeños gestos como éste», ha reflexionado Valle. Los organizadores han lanzado el lema ‘A limpiar el mundo…empecemos por un trocito’. El punto de encuentro para mañana es la planta de hormigón, situada a unos dos kilómetros de la antigua N-340.

In this article