Un preso reincidente propina un puñetazo a otro funcionario de la cárcel de Alhaurín

El trabajador, que había pedido al recluso que acabara una llamada, fue además empujado y acabó con un brazo en cabestrillo.

Nueva agresión en la prisión de Alhaurín de la Torre, la tercera que se registra en las últimas semanas, según ha denunciado la asociación Tu Abandono Me Puede Matar y que ha publicado Málaga Hoy. Esta vez, un interno, de complexión fuerte y origen ruso, supuestamente le propinó un puñetazo a un funcionario tras negarse a obedecer la orden de entrar al comedor.



Los hechos ocurrieron el Día de Reyes, poco antes del mediodía. El interno estaba realizando una llamada desde la cabina de la cárcel cuando el trabajador le instó a que saliera al patio para proceder al recuento de presos y, tras ello, fuera a comer. Pero, según el colectivo que ha informado de los hechos, el recluso, lejos de obedecer, se encaró con el funcionario y, una vez que ambos se encontraban en la zona de seguridad, al parecer le acabó empujando y golpeando en el rostro. El herido fue atendido por los médicos, que le colocaron un cabestrillo en el brazo que se había lesionado.

Desde la asociación aseguran que este mismo recluso ya había protagonizado hace un mes otro episodio violento. «Agredió a otro trabajador. La dirección no tomó cartas en el asunto ni ordenó su traslado. Estas son las consecuencias. Ha vuelto a actuar, esta vez con más fuerza. Necesitamos que nos protejan», denuncia.

El colectivo de trabajadores penitenciarios recalca que la falta de personal «es agobiante». «Salir de trabajar de allí supone un agotamiento físico y mental. Pedimos medios adecuados y que todos los directores de las prisiones se revelen y den un golpe en la mesa», afirma un portavoz, a la vez que recalca que «el día en el que un compañero sea asesinado trabajando todos nos echaremos las manos a la cabeza».

La última agresión en la prisión de Alhaurín de la Torre tuvo lugar en Nochevieja. El presunto autor, de 19 años, le propinó, presuntamente, un puñetazo en la sien derecha al funcionario que le había recriminado que se hiciera encima sus necesidades fisiológicas y que, después, extendiera las heces por las paredes.

Los hechos se produjeron en el módulo 2 de la cárcel malagueña. Un trabajador llamó la atención a uno de los reos tras percatarse de que estaba restregando restos de heces. Ya había sido advertido por la mañana, cuando al parecer mantuvo la misma actitud.

El funcionario agredido tuvo que recibir asistencia sanitaria en Enfermería y abandonó su puesto de trabajo. La asociación Tu Abandono Me Puede Matar tenía previsto entonces solicitar el traslado inmediato del presunto agresor, que cumple prisión preventiva, a otro centro penitenciario.




Ático30

Ropa, calzado y complementos. Hombre y mujer. Moda Curvy

C/ del Río, 22 * Torre del Mar