Se atrinchera en su domicilio en Málaga con su bebé y amenaza con suicidarse

La policía, que encontró a la pequeña de ocho meses llorando y tirada en el suelo, detuvo al hombre por incumplir una orden de alejamiento, informa Diario Sur.

El llanto de la pequeña de ocho meses se escuchaba desde el otro lado de la puerta del piso. En la calle estaba su madre y dentro, atrincherado con ella, su padre, quien amenazaba con suicidarse. Él la había echado de la vivienda y ella no tardó en alertar a la policía, que actuó inmediatamente y acabó deteniendo al hombre, porque había incumplido la orden de alejamiento que tenía de su pareja, según han explicado las fuentes consultadas por Diario Sur.



Todo comenzó hace unas semanas, cuando tuvieron una discusión en la casa en la que convivían, ubicada en la capital malagueña. Al parecer, la mujer le llamó la atención a su pareja por su adicción a las drogas, tornándose la actitud del hombre violenta.

Supuestamente, entonces la empujó contra la pared.

Cuando la policía intervino observó que la mujer tenía rojeces en la cara, por lo que en el juzgado tomaron como medida de protección decretar una orden de alejamiento del hombre, español de 35 años, hacia su pareja. No podía acercarse a la casa, pero unos días más tarde lo hizo con el pretexto de coger algo de ropa, según las mismas fuentes.

La mujer relató que la había sacado de la casa dándole fuertes empujones, quedándose él en el interior de la vivienda junto con la hija en común de ambos. Además, según denunció, el hombre decía que iba a suicidarse, por lo que ella alertó a las autoridades. Agentes de la Policía Nacional y Local se personaron rápidamente en el lugar de los hechos.

Estado de ansiedad

A su llegada, la mujer se encontraba con ansiedad y explicó a los agentes que temía que el hombre cumpliera con su amenaza o, incluso, pudiera llegar a hacerle algo a la pequeña. Llamaron insistentemente para que les abriera, pero al otro lado de la puerta solo se escuchaba el llanto, cada vez más fuerte, de la menor.

Ante esta situación, los policías actuaron y, con la ayuda de una palanqueta, lograron abrir la puerta de la vivienda. Lo primero que encontraron fue a la pequeña, tirada en el suelo del pasillo, por lo que uno de los agentes la cogió. Mientras tanto, los otros revisaron las habitaciones en busca del sospechoso.

Lo encontraron en un cuarto que estaba al fondo del domicilio. Siempre según las fuentes consultadas, estaba tumbado en la cama, haciéndose el dormido. Han indicado que no respondía a lo que le decían los policías, quienes al engrilletarlo descubrieron que tenía en las manos unas tijeras de cocina.

Los agentes comprobaron su identidad y que la orden de alejamiento impuesta por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de la capital estaba en vigor. Procedieron a su detención, tras lo que la mujer informó a los agentes de que iba a llevar a la pequeña al hospital Materno Infantil para que la valoraran.

In this article



Freiduría Tapería La Cañita

Cerrado para frenar el coronavirus. Nosotros también nos quedamos en casa

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria