Rosalía Rioja, la enfermera malagueña que nutría a los pacientes en el Hospital Clínico

«Si volviera a nacer volvería a ser enfermera», dice esta profesional del servicio de endocrinología y nutrición jubilada esta semana.

Rosalía Rioja se hizo enfermera porque sentía la necesidad de cuidar a los demás. Durante 40 años ha estado en la sanidad pública junto a los pacientes, ayudándoles y ofreciéndoles aliento y apoyo. Es un trabajo que le ha aportado muchas satisfacciones y que siempre llevará consigo ahora que se acaba de jubilar como enfermera especializada en nutrición del Hospital Clínico Virgen de la Victoria. El miércoles fue su última jornada laboral. Anteayer, 29 de septiembre, cumplió 65 años y empezó para esta malagueña una nueva etapa.



«Decidí ser enfermera porque me gusta cuidar, y me sigue gustando. Creo que no me he equivocado. El mío es un trabajo vocacional y profesional. Si volviera a nacer volvería a ser enfermera», asegura convencida de sus palabras.

Así comienza la entrevista que le ha hecho Ángel Escalera y que pueden leer íntegramente en esta publicación de SUR de este sábado.




Cómpeta

Cornisa de la Costa del Sol

calle Rampa, 29754 * Teléfono: 952 51 60 06

Cómpeta

Cornisa de la Costa del Sol

calle Rampa, 29754 * Teléfono: 952 51 60 06