Recogen firmas por las «molestias y el peligro» que provocan los vuelos de las avionetas en la Axarquía

Una plataforma vecinal reclama a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea que revise los planes de vuelo del aeródromo, que defiende que «cumplen con todas las normativas», informa Diario Sur.

Los vecinos de la zona norte del casco urbano veleño y de núcleos aislados como El Trapiche, además de otros municipios cercanos al aeródromo como Benamocarra, están en pie de guerra en contra de las «graves molestias y el peligro» que provocan los «constantes» vuelos de avionetas del recinto aeroportuario de la Axarquía.



Así, tras constituir hace unos meses una plataforma ciudadana a través de las redes sociales, acaban de iniciar una recogida de firmas, tanto en el portal Change.org como en los negocios físicos, en contra de lo que consideran un presunto incumplimiento de las normativas de los vuelos. «Llevo diez años viviendo en la zona y hasta hace apenas uno no se notaban tanto, pero desde entonces se ha producido un gran aumento de la frecuencia de los vuelos, hasta el punto de que los alumnos de los institutos y colegios tienen que convivir a diario con esto«, explicó ayer a Diario Sur uno de los portavoces del colectivo, Víctor Morales.

Según detalló este vecino, han remitido ya escritos con sus quejas al Ayuntamiento de Vélez-Málaga, a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) y a la Delegación de Educación, para que exijan al aeródromo Leoni Benabu, que desde su inauguración en 1995 gestiona el Real Aeroclub de Málaga, y a las dos escuelas de pilotos que operan en estas instalaciones (One Air y Aerodynamics), que adopten medidas «con carácter de urgencia» para impedir que las avionetas sobrevuelen las proximidades de los núcleos urbanos habitados.

Al margen de las «molestias» por el ruido y del «miedo» a que se produzca un accidente, la plataforma está siguiendo las acciones judiciales emprendidas por el abogado Carlos Jiménez, que denunció en el juzgado unas supuestas irregularidades urbanísticas en el aeródromo. El letrado denunció además en la Fiscalía «la falta de colaboración» del Consistorio con el juzgado, que le ha reclamado un informe urbanístico sobre la situación del aeródromo.

300 metros de altura

Por su parte, el presidente del Real Aeroclub de Málaga, fundado en 1931, Jesús Guerrero, respondió que estas quejas «van por rachas». «La mayoría de los que protestan son extranjeros que han comprado casas en el campo, viviendas que son irregulares porque son aperos pero que están siendo explotadas como apartamentos turísticos«, argumentó.

El responsable del Aeroclub apuntó que todos los vuelos que se realizan en las instalaciones «están autorizados» por Aviación Civil, cuentan con los correspondientes planes de vuelo y cumplen «escrupulosamente» con la normativa, al volar por encima de los 300 metros de altura cuando se sitúan sobre núcleos habitados. «El aeródromo está donde está y para aterrizar y despegar hay que acercarse a la pista», apostilló.

El Ayuntamiento veleño lleva varios años tratando de impulsar una ampliación del aeródromo de la Axarquía para permitir las operaciones de vuelos comerciales de mercancías y de ‘jets’ privados. Sin embargo, la proximidad al cauce del río complica este proyecto, ya que se precisa aumentar en, al menos, 400 metros la longitud de la pista, que es de 1.150 metros.

El pasado septiembre el Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (GENA-Ecologistas en Acción) ya denunció «las molestias y la peligrosidad» de los vuelos de avionetas en Vélez-Málaga, pidiendo «un acuerdo entre Ayuntamiento y el Real Aeroclub para que se garantice que nunca se vuele ni se hagan operaciones sobre los núcleos urbanos«.

In this article



Bodega la Barraca

Teléfono de reservas para eventos y reuniones 693 85 26 55

c/ Bahía nº 9, Torre del Mar