La sequía dispara la demanda de camiones cuba en la Axarquía para tratar de salvar los subtropicales

Los agricultores pagan hasta 12 euros el metro cúbico y las empresas constatan un incremento de hasta el 80% en los pedidos, informa Diario Sur.

Ante este agónico y desolador panorama, con un embalse de La Viñuela que apenas almacena 19 hectómetros cúbicos, el 11,5% de su capacidad, y que va camino de repetir su mínimo histórico, del 9,2% el 31 de octubre de 2008, cuando se quedó con 15 hectómetros cúbicos, al borde de ser declarado como muerto, los miles de agricultores de la comarca oriental, principalmente de mangos y aguacates, pero también de invernaderos, están recurriendo masivamente a camiones cuba para tratar de salvar sus cosechas.



Las empresas del sector constatan un incremento de hasta el 80% en la demanda de este tipo de servicios, que no son, en cualquier caso, baratos, ya que el precio del metro cúbico alcanza hasta 12 euros, frente a los apenas cinco o diez céntimos que pagaban por el agua de la presa viñolera.

Manuel Gutiérrez, gerente de Resvi, una empresa de Vélez-Málaga, explica que tienen una flota de 12 camiones cuba y que están atendiendo entre ocho y diez servicios diarios, «principalmente en la zona del río Güi, entre Torrox y Vélez-Málaga», detalla. «Son, sobre todo, fincas de aguacates y, en menor medida, de mangos, pero también invernaderos», cuenta este empresario, que lleva cuatro años con el servicio. «La demanda se ha incrementado en un 80% con respecto a 2021», dice.

Por su parte, José Luis Claros, de Excavaciones El Quino, en Rincón de la Victoria, dispone de una flota de 14 vehículos, que le permiten transportar hasta 25.000 litros en un sólo porte. «El problema es que no hay agua en ningún lado, como no llueva en el otoño no vamos a dar abasto para atender a tantos agricultores», vaticina este empresario rinconero.

La situación es, a todas luces, insostenible. Pero los agricultores, que en muchos casos han realizado fuertes inversiones en movimientos de tierra, plantaciones y abonos, se enfrentan a un panorama apocalíptico si continúa la sequía en el comienzo del próximo año hidrológico. De hecho, son muchos los productores que han comenzado ya a talar sus fincas de aguacates para plantar mangos, que requieren de menos agua.

Sin recursos en octubre

Aunque aún no se ha convocado, todo apunta a que en el próximo comité de gestión, que está previsto que se celebre a finales del próximo mes, la Junta de Andalucía se verá obligada a reducir a cero la dotación de agua del embalse para el regadío. Con ello, unas 3.500 hectáreas de cultivos se quedarán sin su principal sustento.

Únicamente, se mantendrían con recursos de aguas regeneradas de la depuradora veleña 2.700 hectáreas situadas en la margen derecha del río veleño, que pagan hasta ocho veces más por el metro cúbico, unos 40 céntimos, y unas 350 hectáreas en Torrox, de las dos depuradoras del pueblo.