La Diputación salda su deuda histórica con el macharatungo Bernardo de Gálvez y lo nombra Hijo Predilecto de la provincia de Málaga

Francisco Salado ensalza a Bernardo de Gálvez como “uno de nuestros mejores embajadores en Estados Unidos”.

La Diputación de Málaga salda su deuda histórica con el macharatungo Bernardo de Gálvez, héroe de la independencia de los Estados Unidos, y lo nombra este sábado a título póstumo coincidiendo con su 276 aniversario, Hijo Predilecto de la Provincia.



El acto ha tenido lugar en el auditorio Edgar Neville de la Diputación y ha contado con la presencia del presidente de la Diputación, Francisco Salado, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, la delegada de la Junta de Andalucía en funciones, Carmen Casero, el alcalde de Macharaviaya, Antonio Campos, el presidente de la Asociación Bernardo de Gálvez, Miguel Ángel Gálvez y el presidente de la Asociación de Granaderos y Damas de Gálvez de Macharaviaya, José Gálvez.

El presidente de la Diputación ha lamentado “el retraso con el que se ha celebrado este acto para cumplir con una deuda pendiente”. “Dicen que el olvido es como una segunda muerte, y durante demasiado tiempo esta provincia tuvo olvidado a uno de sus mayores héroes, a uno de los primeros malagueños universales”, ha señalado.

A su vez, ha agradecido “el empuje” de la sociedad civil representada por la Asociación y de las instituciones locales como el Ayuntamiento de Macharaviaya y de la Diputación. “Hemos logrado resucitar la figura de Gálvez”, ha añadido.

En este sentido, el presidente de la Diputación ha reconocido el trabajo que se ha llevado a cabo durante muchos años para mantener vivo su legado en Estados Unidos tanto por parte de asociaciones y colectivos como las Hijas de la Revolución Americana; los ayuntamientos de Galveston y Pensacola; la embajada de España y los diferentes consulados y por los españoles residentes, como Teresa Valcarce o Guillermo Fesser.

Salado también ha tenido palabras de agradecimiento para los congresistas y senadores Jeff Miller, Marco Rubio y Robert Menéndez, que defendieron la concesión del título de Ciudadano Honorario y que se colgara su retrato en el Senado.

Fue en diciembre de 2014 cuando el presidente de Estados Unidos Barack Obama firmó la resolución conjunta del Congreso por la que se concedía a Bernardo de Gálvez dicho título, 229 años después del fin de la Guerra de la Independencia estadounidense”.

Hoy 23 de julio es la fecha elegida para conceder este nuevo título a Bernardo de Gálvez, coincidiendo con el 276 aniversario de su nacimiento en Macharaviaya, además de presentarse un nuevo retrato que ente supramunicipal ha encargado al joven artista malagueño Raúl Berzosa y colgará en las paredes de Presidencia de la institución provincial.

Salado ha felicitado al pintor por su “extraordinaria obra y por fortalecer los vínculos de Málaga con América”. En este sentido, el presidente ha informado que entre sus muchos trabajos para el Vaticano, destacan retrato del los papas Juan Pablo I, Benedicto XVI y Francisco, y ha realizado pinturas murales de gran tamaño para iglesias de Estados Unidos y Guatemala.

En su discurso, Francisco Salado se ha centrado en la figura de Bernardo de Gálvez como “un sagaz y valiente militar, con una perseverancia y un arrojo inspiradores. Un fino diplomático con una visión que cambió el mundo” y ha aclarado que “el nacimiento de los Estados Unidos inició una nueva era en nuestra civilización que hasta hoy perdura”.

“Antes que la revolución francesa fue la revolución americana, y tanto la declaración de independencia de los Estados Unidos de 1776 como su posterior Constitución impulsaron el camino para el desarrollo de los derechos humanos”, ha precisado Salado, que ha repasado brevemente su historia.

De este modo, “cuando España mantenía una apariencia de neutralidad, Gálvez supo apoyar a los rebeldes en su lucha contra el Reino Unido, suministrándoles un material de guerra que fue decisivo para su causa. También fue un administrador y virrey de Nueva España; en Méjico se enfrentó con decisión y acciones solidarias sorprendentes para aquel tiempo a las hambrunas y a una epidemia de peste, impulsó las obras públicas y difundió la nueva vacuna contra la viruela. Además, mejoró el gobierno de las distintas provincias del virreinato. Y todo eso en apenas un año porque murió poco después”, ha relatado el presidente de la Diputación.

Salado ha recalcado que “pocas vidas ha habido más apasionantes, más de película, que la de Bernardo de Gálvez”. Batalló con los feroces apaches, pero luego fue capaz de ganarse la confianza y el aprecio de muchas tribus indias. Luchó en Argel. Venció en numerosas ocasiones al imperio británico y fue virrey. “Podrían hacerse varias películas con sus aventuras extraordinarias. Pero todo, todo, comenzó en un pequeño pueblecito de la Axarquía: Macharaviaya. Y quizás esa fuera su mayor aventura y su mejor legado”, ha añadido.

“El mensaje que nos traslada la historia tanto de Bernardo como del resto de la familia Gálvez resulta muy vigente en nuestros días. Todo es posible con audacia, con trabajo, con esfuerzo, con compromiso y con perseverancia. Salir desde un pequeñito pueblo en las faldas de la Axarquía y convertirse en virrey en América, en una figura histórica vital para el nacimiento de la mayor potencia del mundo. No hay límites más allá de los que nos propongamos”, ha añadido.

“Combatir esa falsa leyenda negra que se agita interesadamente contra todo lo español”
El presidente ha incidido en el deber de la Diputación de Málaga de difundir la vida de Gálvez y sus gestas, y “combatir esa falsa leyenda negra que se agita interesadamente contra todo lo español”. Por tanto, ha apelado al orgullo de España, de su legado y de los vínculos con América.

“Al contrario que otros imperios, nosotros convivimos con los indígenas. Fundamos universidades, implantamos derechos, y nuestros lazos deben perdurar y deben respetarse desde el conocimiento. Bernardo de Gálvez puede y debe ser uno de nuestros mejores embajadores en Estados Unidos”, ha precisado.

Por tanto, la Diputación seguirá trabajando para recordarles a los americanos, para darles y darles a conocer “la enorme influencia que tuvo y ha tenido España en su historia. Para combatir a quienes quieren manchar ese legado con calumnias y falsedades. Tenemos una gran oportunidad para fortalecer ese vínculo y no debemos desaprovecharla”, ha concluido Francisco Salado.

Tras el acto, ha tenido lugar el concierto ‘La vida de un héroe de ayer en 12 canciones de hoy’ interpretado por el dúo Soul and Folk.




Chiringuito Casa Miguel

Desayuna junto al mar con nuestra gran variedad de panes, zumos, cafés y tés

Paseo Marítimo de Poniente, Torre del Mar