El presunto atacante de las dos mujeres en Cártama se salta un control policial durante una persecución

Esquivó el control conjunto de Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía entre Fuengirola y Mijas a través del arcén de la carretera, a la altura del centro comercial El Corte Inglés.

El presunto atacante de dos mujeres a las que hirió de gravedad al arrojarles ácido este pasado martes en Cártama, entre ellas su exnovia, se saltó con su coche un control policial durante una larga persecución de la que fue objeto por parte de las fuerzas de seguridad en la noche del miércoles y el dispositivo sigue en marcha para poder cercarlo.



Según informa Málaga Hoy, este hombre, de 26 años, con numerosos antecedentes y una orden de alejamiento de otra mujer, se saltó un control conjunto de Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía entre Fuengirola y Mijas a través del arcén de la carretera, a la altura del centro comercial El Corte Inglés.

El vehículo fue encontrado más tarde abandonado cerca del cementerio musulmán de Mijas, en el núcleo de población de Las Lagunas y fue retirado del lugar por las fuerzas de seguridad, que continúan la búsqueda con participación de diversos cuerpos.

El lugar es un área extensa donde hay muchas viviendas, pero también una zona boscosa que dificultó la localización del presunto agresor, quien conoce el sitio porque residió allí.

La persecución empezó a unos 50 kilómetros de distancia, en la carretera A-45 cuando circulaba sobre las 22:00 en sentido hacia Málaga a la altura de Casabermeja, de donde precisamente es vecina y reside la ex novia, Sandra, de 26 años y una de las víctimas de su ataque con ácido por el que está hospitalizada muy grave en Sevilla con quemaduras muy profundas en el 45 por ciento del cuerpo.

Han intervenido policías locales de varios municipios como Casabermeja, Málaga o Mijas junto a Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía en el amplio despliegue.

La persecución, que transcurrió desde la carretera de Las Pedrizas hasta la Costa del Sol por la A-7 en sentido hacia Cádiz, se desarrolló a unos 200 kilómetros por hora por la autovía; al parecer los agentes estuvieron a punto de recibir una embestida del vehículo del presunto agresor y, ante la gran velocidad, requirieron ayuda de otros compañeros para interceptarlo.

Tras ser descubierto el coche a través de un sistema de sensores lectores de placas de matrícula se activó un seguimiento de su trayectoria. Varios sensores de ese dispositivo -que se emplea para localizar a delincuentes implicados en delitos relevantes- se activaron y facilitaron la pista del recorrido del vehículo del presunto agresor.

In this article



Neumáticos Merino

Descubre en Neumáticos Merino la tecnología MICHELIN Ultraflex.

calle Salvador Dalí, 15, Vélez-Málaga