Detienen en Málaga a dos pertenecientes a una red de trata de seres humanos de explotación sexual

Las víctimas provenían de Nigeria y eran obligadas a prostituirse en clubes de alterne y en la vía pública para pagar la deuda contraída de 50.000 euros

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización dedicada, presuntamente, a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Han sido detenidas 11 personas que conformaban una red que operaba en España y Reino Unido y que, además, contaba con un fuerte estructura y un claro reparto de funciones.



Las víctimas eran obligadas a prostituirse en clubes de alterne y en la vía pública para pagar la deuda contraída de 50.000 euros. Los arrestos se han llevado a cabo en Madrid (7), Almería (1), Las Palmas (1) y Málaga (2) donde, además, se ha realizado la entrada y registro de una vivienda donde se incautó diversa documentación.

La investigación se inició tras la denuncia de una víctima de trata, quien manifestó a los agentes que había sido captada y explotada sexualmente por la organización delictiva, informando que se encontraban asentados en diversas ciudades de España y en Wolverhamptom (Reino Unido).

La organización estaba compuesta en nuestro país por 11 personas que mantenían estrecho contacto con otras personas que, desde Nigeria, se encargaban de captar a mujeres jóvenes de los estratos más deprimidos del país. Allí contactaban con los familiares de las víctimas haciéndoles falsas promesas de que ellas tendrían mayor bienestar en España para que
autorizaran los viajes. Antes de ser trasladadas a nuestro país, eran sometidas al juramento vudú-juju donde se comprometían a pagar la deuda y a no denunciar a sus explotadores.

Una vez en España, les retiraban el pasaporte y les comunicaban que la deuda que habían contraído era de 50.000 euros, siendo trasladadas hasta los clubes de alterne donde iban a ejercer la prostitución. En ocasiones eran prostituidas en la vía pública, controlándolas constantemente para impedir que se fugasen. Para evitar ser expulsadas del territorio, eran obligadas a solicitar asilo y refugio e instruidas en la forma de comportarse durante las para que se lo concedieran.

 

In this article