De nuevo unos vertidos de aguas enfrentan a GENA y al Ayuntamiento de Nerja

Mientras los ecologistas sostienen que son aguas residuales, el consitorio nerjeño apunta que «son aguas pluviales y cuyo aspecto es debido a que son agua de baldeo de las calles».

Sigue la guerra y cruce de reproches entre GENA( Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía, Ecologistas en Acción) y el Ayuntamiento de Nerja por la aguas residuales. Así, GENA  ha presentado denuncia a la Gerencia Provincial de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía en Málaga (dependiente de la Dirección Provincial de Urbanismo y Medio Ambiente). Según los ecologista, se trata de «un nuevo caso de vertidos de aguas residuales no depuradas en el cauce del río Chíllar de Nerja»



Esta es la nota que llega a la redacción de Axarquiaplus: «Es sabido que en el municipio de Nerja, que aún no dispone de Estación Depuradora de Aguas Residuales en activo, tiene que verter las aguas residuales no depuradas al mar, mediante dos emisarios submarinos situados, uno frente al paraje de la Torrecilla y el otro frente a la playa de Burriana. Esta situación deficitaria de sistemas de depuración puede explicar el que, de forma anacrónica, puesto que hace años que debería haberse solucionado, se está realizando una vertido continuado con repercusiones sobre los ecosistemas marinos que, aunque no ponderadas por falta de estudios específicos, se puede suponer que no son nada favorables. Pero si el retraso en la construcción de esta depuradora no es directamente imputable al Ayuntamiento de Nerja, sí lo es el control de vertidos de aguas residuales no depuradas en el dominio público hidráulico, ya que es responsabilidad de ese ayuntamiento el controlar todos los vertidos y canalizarlos adecuadamente por los dos emisarios submarinos de que dispone.

 Continúa el comunicado diciendo: «Al respecto, en anteriores ocasiones hemos tenido oportunidad de realizar diversas denuncias sobre vertidos de aguas residuales no depuradas en el municipio de Nerja, como el vertido en el arroyo  del Miso y en la playa de Burriana, el de la playa de Calahonda, bajo el Balcón de Europa, el de la Playa de la Torrecilla, el de la desembocadura del río Chíllar, etc. Más antigua fue la denuncia del vertido de aguas residuales sin depurar en el río Chíllar, procedente del núcleo urbano de Nerja. Todas estas denuncias previas fueron puestas en conocimiento de la autoridad del Agua en Andalucía, poniendo de manifiesto el uso fraudulento de las redes de aguas pluviales para el desagüe de aguas residuales no depuradas y que el responsable último de estas agresiones ambientales es el propio Ayuntamiento de Nerja, por su negligencia, falta de vigilancia o, lo que sería más grave, consentimiento o indolencia sobre esta problemática. En esta ocasión, el viernes día 28 de agosto fuimos testigos de un importante vertido continuado de aguas residuales no depuradas al cauce del río Chíllar por el tubo colector de pluviales situado bajo el puente de hierro que hay frente a la antigua fábrica de El Chaparil. Eran aguas de una intensa coloración negruzca y de un fuerte olor propio de las aguas residuales, por lo que sin necesidad de realizar análisis químico y bacteriológico alguno, se puede afirmar con son aguas contaminadas.

Pero no es el único vertido pues nos consta, gracias a los análisis fotogramétricos de años anteriores (año 2018), que este tipo de vertidos se ha repetido en los diversos tubos de aguas pluviales existentes en la margen izquierda del río Chíllar, que hemos podido comprobar in situ por la presencia de restos de fango resecado con basura que, de forma irresponsable, se vierten en los retretes, como toallitas, compresas, etc.  Pese a que estos vertidos no se producen de forma continuada a lo largo del tiempo, sino que son vertidos intermitentes a lo largo del día o incluso durante una misma semana.

El Ayuntamiento de Nerja no ha tardado en responder a GENA y lo ha hecho a través del concejal de Medio Ambiente, Javier Rodríguez. El edil muestra su indignación ante la nota emitida por el Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía, GENA-Ecologistas en Acción,y difundida por medios de comunicación provinciales, denunciando un supuesto vertido de aguas residuales al río Chíllar.  “Debo pedirles una vez más que dejen de intoxicar a la opinión pública, creando una alarma innecesaria, y que recaben información municipal antes de difundir falsas noticias sin ningún rigor”.

Este colectivo asegura en su nota que el pasado viernes vieron salir agua negruzca de un punto de vertido de pluviales al río, deduciendo que está contaminada “sin necesidad de realizar análisis químico y bacteriológico alguno”. El concejal señala que, tanto los servicios de Infraestructuras municipales como la empresa Aguas de Narixa, le confirman que no son aguas residuales sino pluviales y que su aspecto es debido a que corresponde a las aguas de baldeo de las calles.

El concejal recuerda la información falsa difundida por la mencionada entidad el pasado 25 de mayo denunciando un supuesto vertido ilegal en el municipio, cuando en realidad se trataba de unos contenedores con residuos vegetales, procedentes de desbroces y podas de una finca privada. “En aquella ocasión, GENA aseguraba en una nota que habían presentado una denuncia la Gerencia Provincial de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía en Málaga, cuando en realidad existe ninguna constancia de que se presentase. Supongo que en el caso que nos ocupa ahora ocurre lo mismo”

In this article