Convocan el programa de FP con compromiso de contratación para 1.035 desempleados en Málaga

Entidades y empresas están obligadas a garantizar la inserción laboral del 40% de los participantes al finalizar los cursos.

La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo ha retomado tras años de parálisis los cursos de Formación Profesional para el Empleo con compromiso de contratación. El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publicó ayer la convocatoria de subvenciones para realizar estas acciones formativas, que prevén beneficiar a 1.035 desempleados malagueños con 69 acciones formativas. 6.000 desempleados se podrán beneficiar en toda la comunidad andaluza de estos cursos que contará en dos años con 20 millones de euros, de los cuales 3,5 millones serán destinados a la provincia malagueña.  Para acceder a este programa, entidades y empresas deben garantizar la contratación del 40% de los participantes desempleados que hayan finalizado las acciones formativas.



Los cursos con compromiso de contratación tienen como objetivo facilitar a las personas desempleadas una formación ajustada a las necesidades del mercado de trabajo y que, a la vez que atienda a los requerimientos de competitividad de las empresas, satisfaga sus aspiraciones de promoción profesional y desarrollo personal, capacitándolas para el desempeño cualificado de las distintas ocupaciones y, al mismo tiempo, mejore su empleabilidad.

Igualmente, el programa abarca una doble perspectiva: de un lado, la cualificación de las personas trabajadoras desempleadas en función de los requerimientos del mercado y, de otro, su contratación mediante el compromiso que asumen las entidades beneficiarias.

Las subvenciones para realizar los cursos, que se conceden en régimen de concurrencia competitiva, pueden ser solicitadas por empresas o entidades que adquieran el compromiso de contratación al finalizar la acción formativa de al menos un 40%, considerándose también cumplido este requisito si se incorpora al alumnado como socio trabajador en cooperativas o sociedades laborales siempre que se les dé de alta como trabajadores por cuenta ajena.

Gastos subvencionables

Para desarrollar las acciones formativas, las subvenciones cubren hasta el 100% de los gastos, entre los que se encuentran las retribuciones del personal docente o que desarrolla apoyo técnico; gastos de equipos didácticos y plataformas tecnológicas; alquiler o arrendamiento; seguros de accidentes y responsabilidad civil; publicidad y difusión de los programas formativos; costes de evaluación de la calidad de la formación; costes de los informes de auditoría; costes de personal especializado en atención a personas que sufren algún tipo de discapacidad, y otros gastos asociados a la ejecución de la acción formativa como telefonía, luz, calefacción, conexiones telemáticas, etc..

Entre los criterios de valoración de las solicitudes, se han fijado como prioritarios la contratación indefinida frente a la temporal, el mantenimiento del empleo comprometido y el cumplimiento de la normativa de seguridad laboral y prevención de riesgos laborales.

Por último, cada programa formativo podrá constar de una sola acción, varias ediciones de la misma acción o varias acciones concatenadas de igual o distinta familia profesional. Los cursos podrán ser conducentes a certificados de profesionalidad; de módulos integrantes de especialidades conducentes a certificados o incluso de especialidades que no estén ligadas a certificados, y la oferta deberá corresponderse con las especialidades incluidas en el Fichero Andaluz de Especialidades Formativas.

In this article