Condenado a 12 años de cárcel por violar a una menor de 14 en Málaga con la que contactó por Instagram

Ella le invitó a su casa en ausencia de sus padres.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la sentencia dictada por la Audiencia de Málaga en la que condenó a un hombre a 12 años de prisión por violar a una menor con la que contactó a través de una red social. Así, se desestima el recurso presentado por la defensa.



Según se declaró probado en la sentencia de Málaga, ahora ratificada, el procesado, de 24 años, contactó en 2017, a través de la aplicación Instagram, con la menor de 14 años, intentando en varias ocasiones quedar con ella para mantener relaciones sexuales, «a sabiendas de su edad».

Tras los primeros contactos por esa red social, se intercambiaron los números de teléfono, insistiendo el procesado en quedar para mantener relaciones sexuales, a lo que la menor se negaba, según se puso de manifiesto en la resolución de la Sección Novena de la Audiencia malagueña.

No obstante, el día de Nochebuena el hombre nuevamente contactó con ella y le propuso quedar dos días después, proposición a la que accedió la menor, siendo invitado por ella a su casa ya que su madre y la pareja de ésta trabajaban fuera.

Así, el acusado llegó al domicilio por la mañana temprano, pasando ambos al dormitorio de ella y tumbándose en la cama, donde tras mantener una pequeña conversación, él le hizo tocamientos, aunque la menor lo rechazó, recordándole que, como ya le había dicho en numerosas ocasiones, no iba a mantener relaciones sexuales con él.

En un momento determinado, indica la sentencia, el hombre, «guiado por el deseo de satisfacer sus deseos sexuales» intentó mantener relaciones sexuales, negándose de nuevo la menor que intentaba moverse para apartarse, pero el procesado seguía tumbado sobre ella y «se volvió agresivo, la agarró por los brazos».

Entonces, según la resolución, le tapó la boca para que no se escucharan los gritos y la violó. Tras decir a la menor que no se enfadara, se vistió y se marchó.

Además de cárcel, se confirma el pago de 12.000 euros de indemnización a la víctima por los perjuicios morales sufridos. Asimismo, se ratifica la medida impuesta de libertad vigilada, que se verificará una vez cumplida la de prisión, y que consistirá en la obligación de someterse a programa de reeducación sexual.

In this article