Asalta a un repartidor de pizzas en Málaga para robarle la recaudación

La víctima logró esquivar los ataques del agresor y salir ileso, protegiéndose, a modo de escudo, con un cajón térmico.

Agentes de la Policía Nacional han detenido anoche en Málaga capital a un hombre de 42 años y nacionalidad española por asaltar presuntamente a un repartidor de comida rápida a quien habría acometido con un cuchillo de grandes dimensiones en un portal de un edificio. La víctima logró esquivar los ataques del agresor y salir ileso, protegiéndose a modo de escudo con un cajón térmico, pero finalmente fue despojado de una pequeña cantidad de dinero en efectivo que llevaba para el cambio y unas pizzas.



Los hechos tuvieron lugar sobre las 23:30 horas en un portal de un edificio en el barrio de Portada Alta. Un aviso al 091 alertaba de un robo con violencia que se acababa de perpetrar a un repartidor de comida rápida. El asaltante había huido y se había refugiado en otro portal próximo.

Según las indagaciones realizadas, la víctima se había dirigido al lugar para el reparto de un pedido, aunque a su llegada se percató de que la dirección indicada se trataba de un portal y que no había nadie esperando el encargo.

Fue justo en el momento en que accedió al edificio para ver si localizaba al cliente cuando un desconocido con un casco de ciclomotor en la cabeza le sorprendió por la espalda y le exigió el dinero al tiempo que le intimidaba con un cuchillo. Ante la resistencia del repartidor a entregar el dinero, el asaltante le habría lanzado varias puñaladas, aunque pudo sortearlas y salir indemne del portal; en su defensa empleó como protección el cajón térmico de la comida.

Finalmente el sospechoso del asalto era localizado en una vivienda próxima al lugar de los hechos. Resultó arrestado por su presunta implicación en un delito de robo con violencia o intimidación. En su domicilio los agentes hallaron las cajas de pizzas con la imagen corporativa de la empresa para la que trabaja el repartidor e intervinieron un cuchillo con una hoja de 20 centímetros utilizado, según la víctima, en la agresión.

Precisamente habría sido el propio detenido quien llamó y realizó el pedido dando como lugar de recogida una dirección próxima a su domicilio. Ya en el portal habría esperado la llegada del repartidor para emprender la emboscada.

 

 

 

 

 

In this article



Multioficinas SL

¡Paga solo por lo que imprimes y ahorra costes! Distribuidor oficial Ricoh para Málaga

calle Estonia, 19, Málaga