Agreden a un vigilante con discapacidad en el acceso a la playa de Maro

El trabajador avisó a un grupo de turistas que no podían cruzar con su vehículo la barrera de seguridad al estar lleno el aparcamiento y respondieron con el lanzamiento de una piedra, así como con golpes y patadas.

Mediodía de ayer sábado en el acceso a la playa de la pedanía nerjeña de Maro. A esa hora ya se había completado el cupo de vehículos que pueden bajar por la carretera que conecta este núcleo con la pequeña cala, por lo que los dos vigilantes del aparcamiento, pertenecientes al centro especial de empleo de la asociación local El Taller de la Amistad, mantenían bajada la barrera de seguridad.



Según informa SUR, un turismo, ocupado por cuatro personas de origen magrebí aunque residentes en Madrid, se para y empieza a protestar por la situación. En un momento dado, al no bastarle las explicaciones que le deban los operarios, que eran dos jóvenes con un grado de discapacidad superior al 33%, uno de los turistas coge presuntamente una piedra y se la lanza a la cabeza. El trabajador cae desplomado. A pesar de ello, los cuatro continúan supuestamente golpeándole y pateándole. El compañero lo graba todo con el teléfono móvil.

Hay varios testigos que impiden que continúe la presunta agresión. Hasta la zona se desplaza rápidamente una patrulla de la Policía Local, que identifica a los supuestos agresores. El joven fue trasladado, en un primer momento, al centro de salud de Nerja, donde le dieron varios puntos de sutura en la herida que presentaba en la cabeza. Posteriormente, tras estabilizarlo, fue llevado al Hospital Comarcal de la Axarquía, donde le realizaron pruebas para descartar lesiones más graves. Fue dado de alta a las pocas horas y ya se recupera en su domicilio.

Dispositivo de vigilancia

La administradora del centro especial de empleo, Ana María Guardia, ha explicado a SUR que «no es la primera vez» que tienen que lamentar incidentes en esta zona de Maro, donde personas con discapacidad controlan el aparcamiento, a cambio de un donativo de un euro, desde 2016, gracias a un convenio entre el Ayuntamiento y la asociación. Eso sí, nunca había ocurrido nada tan grave. «Hemos tenido insultos, amenazas, e incluso una vez rompieron la barrera de seguridad, pero nunca una agresión así», ha expresado, al tiempo que ha pedido que «se refuerce la vigilancia de la Policía Local y la Guardia Civil».

El Ayuntamiento de Nerja anunció a principios de junio que iban a organizar un dispositivo especial de vigilancia para evitar las aglomeraciones en el acceso a la playa de Maro, estudiando la posibilidad implantar un bus lanzadera desde la plaza de la iglesia de las Maravillas hasta el litoral de Maro, como ocurre en la cercana playa del Cañuelo, dentro del paraje natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo.

In this article



Chiringuito Rosa

Desde 1971 una gran variedad de platos. Paellas, pescado frito, marisco...

Paseo Marítimo de Poniente k8 - 29740 Torre del Mar