Vecinos del viaducto de Totalán piden más protección tras un nuevo suicido

Además protestan por la constante caída de residuos desde la carretera. 

El temor ha vuelto entre los vecinos de Las Tres Marías y Cacho Pan, los dos núcleos de la capital malagueña situados a ambas orillas del arroyo Totalán, justo a los pies del gran viaducto de la A-7 que lleva su nombre y enlaza con La Cala del Moral. Según informa La Opinión de Málaga, tres años y medio después del último susto que supuso la caída de una conductora que se arrojó desde el lado norte (sentido Málaga) del puente y cayó a las tres de la tarde sobre el carril de acceso a Cacho Pan, el vecindario amaneció el 19 de marzo con otra siniestra imagen. Un hombre murió a primera hora de la mañana tras saltar desde el lado sur (sentido Rincón de la Victoria) y caer en una zona de paso para algunos residentes. Desde que se construyó en 2003, los habitantes contabilizan al menos cinco muertes similares, algunas de ellas en puntos muy próximos a sus viviendas, y escenas muy desagradables. Todavía conservan los escritos que registraron entonces en la Demarcación de Carreteras para solicitar que aumentaran las medidas de protección.



A pesar de que la histórica demanda de los vecinos a los que dio voz La Opinión de Málaga llevó a la Demarcación de Carreteras a vallar parte de la infraestructura a finales de 2017, los residentes creen que este nuevo suceso demuestra que aquella solución no es suficiente. «No es comprensible que una obra del calibre de ese viaducto no se remate del todo. Sólo vallaron las zonas del puente más próximas a las casas y entonces quedamos muy agradecidos, pero el peligro sigue existiendo», indica un portavoz de los vecinos antes de añadir que el hombre cayó en un punto donde la gente pasea con sus perros y que incluso algunos transitan con sus caballos para buscar el agua del arroyo.

Como ya denunciaron en su día, la acción de los suicidas no es el único temor que afrontan los vecinos de esta zona, ya que desde el puente caen todo tipo de objetos procedentes de los vehículos que lo transitan en uno y otro sentido. Si hace unos años relataban que habitualmente caen envases de bebidas, tapacubos o restos de comida, los vecinos consultados aseguran que recientemente han visto caer hasta una caja de fruta o bolsos.

In this article



Bar Tulum Beach

Estamos en Rincón de la Victoria, Paseo de Nuestra Señora del Carmen, 153, junto a La Cañita

Paseo de Nuestra Señora del Carmen, 153, Rincón de la Victoria