La Cueva de Nerja solicita un ERTE para la mitad de su plantilla ante la caída de los ingresos

La medida, pendiente de ser autorizada por el SEPE, afecta a 15 empleados de todos los departamentos y se prolongará hasta el próximo 30 de junio.

La crisis económica provocada por la pandemia del Covid-19 está golpeando con mucha fuerza a los principales enclaves turísticos de la provincia, como la Cueva de Nerja. Según informa Diario SUR, En el primer trimestre de este año la afluencia de visitantes ha caído en un 80% con respecto al mismo periodo de 2019. Después de pedir hasta cuatro préstamos en el último año, por un importe de 1,6 millones de euros, la Fundación ha decidido dar un paso más en su estrategia para tratar de salvar la situación y de garantizar la viabilidad de un monumento que depende exclusivamente de los ingresos por las entradas.



Así, ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que afecta a la mitad de la plantilla, compuesta por una treintena de trabajadores, con el objetivo de ahorrar unos 100.000 euros en sueldos hasta el próximo 30 de junio. La medida afecta, por tanto, a 15 empleados, de todos los departamentos. El ERTE, que fue presentado el pasado viernes, aunque ya ha comenzado a aplicarse, está pendiente, no obstante, de ser autorizado por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que tiene un plazo máximo de diez días para responder a la Fundación.

La delicada situación financiera de la cavidad se constata por la brutal caída de los ingresos, en un monumento cuya apertura cuesta unos 9.000 euros diarios. Desde que se inició la pandemia, la Cueva de Nerja ha permanecido cerrada en tres periodos, desde mediados de marzo al 1 de junio, de mediados de noviembre a mediados de diciembre, y desde mediados de enero hasta mediados del pasado febrero. Ante este escenario, con cierres perimetrales de las provincias de Andalucía, los únicos visitantes que pueden acudir a la gruta son los malagueños o los escasos turistas que llegan en avión desde otros países.

Entre el Viernes de Dolores y el Miércoles Santo apenas entraron en la cavidad 1.040 personas, cuando en un año sin pandemia hubieran accedido entre 1.800 y 2.000 personas al día. Por este motivo, a partir del próximo lunes y hasta el 15 de junio, la cavidad permanecerá cerrada de lunes a miércoles, abriendo únicamente de jueves a domingo, en horario de 10.00 a 15.00 horas los jueves y viernes, y de 10.00 a 17.00 durante los fines de semana. En el caso del Museo, situado en la plaza de España, junto al Balcón de Europa, abrirá únicamente los fines de semana, en horario de 10.00 a 16.00 horas.

La Fundación Cueva de Nerja ha acordado además, como medida para inyectar liquidez a sus cuentas y hacer frente a los pagos a proveedores y a otros gastos, que cada una de las cuatro administraciones que la componen, el Gobierno central, la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Málaga y el Ayuntamiento de Nerja, aportarán, de manera inmediata, 120.000 euros a la tesorería del monumento natural axárquico.

De aprobarse por parte de la autoridad laboral, no sería el primer ERTE en un espacio museístico malagueño, ya que en el último año se ha adoptado una medida de este tipo en la Agencia Pública para la Casa Natal Pablo Picasso en la capital.

In this article



Frutería Ana Mari

¡La fruta y verdura de verdad!

Calle Alcalde Manuel Reyna, 8; Vélez-Málaga