Un padre de Sevilla denuncia que su ex mujer se ha fugado con sus dos hijos para evitar que los vacunen

La madre dejó de llevar a sus hijos al colegio el 4 de noviembre, cuando la justicia le dio la razón al progenitor, informa el diario El Mundo.

La Guardia Civil de Sevilla está investigando la desaparición de dos hermanos menores de edad, de 14 y 12 años, que su madre no entregó al padre para que no los vacunara. La mujer se niega a que sus hijos reciban cualquier vacuna, ni la del coronavirus ni las que por edad les corresponden, como la del tétanos o la rubeola, alegando que pretende «salvaguardar su salud», según ha explicado este lunes al diario El Mundo José Javier Toucedo, el abogado del progenitor.



El padre de los niños, David Kau, interpuso una denuncia por sustracción de menores el pasado 16 de diciembre ante la Guardia Civil de la localidad sevillana de Mairena del Aljarafe, cuando la madre cortó la comunicación telefónica de sus hijos con el progenitor. Pero los niños llevaban más tiempo «secuestrados», según el letrado.

Fue el pasado 4 de noviembre, cuando el abogado de la madre envió un burofax al padre, informándole de que no iba a llevar a sus hijos al colegio y tampoco iba a cumplir con el régimen de visitas establecido en la custodia compartida que mantienen sobre los menores. Los hermanos están escolarizados en un centro de Mairena del Aljarafe, que ha abierto un expediente por absentismo escolar.

A partir del 4 de noviembre y tal y como había avisado la madre, los niños dejaron de ir al colegio y se trasladaron, al parecer, a Jerez de la Frontera (Cádiz), donde reside la pareja de la madre y donde fueron vistos por última vez. Entre el 4 de noviembre y hasta mediados de diciembre, los hermanos pudieron hablar por teléfono con su padre, pero a partir del día 16 se cortaron todas las comunicaciones.

El padre teme que la madre pueda salir de España con sus hijos porque su nueva pareja tiene propiedades y negocios en Londres, Andorra y Uruguay, según ha detallado el abogado Toucedo. Los padres de los niños llevan seis años divorciados.

La madre dejó de llevar a sus hijos al colegio cuando la Justicia le dio la razón al padre. La progenitora pidió judicialmente la patria potestad de sus hijos y que se revocara la custodia compartida que mantenía con el padre para ser ella la que tomara cualquier decisión sobre la vacunación de los pequeños.

Sin embargo, el Juzgado de Familia número 17 de Sevilla le dio la razón al padre. La decisión judicial era recurrible ante la Audiencia de Sevilla, pero también era ejecutable, por lo que en la primera ocasión que los menores estuvieran bajo custodia del padre, éste podría vacunarlos.

Pero el encuentro entre padre e hijos nunca se produjo. El abogado de la mujer comunicó al letrado del padre que su clienta no iba a llevar a los niños con su progenitor cuando le tocara el régimen de visitas y tampoco irían al colegio para evitar que los vacunaran. La madre esgrimía que pretendía «salvaguardar la salud» de los niños ante un «estado de necesidad». Ni la Fiscalía ni el juez le dieron la razón.

Tras el revés judicial, la mujer se fugó con sus hijos y cortó todas las comunicaciones con el entorno familiar a partir del 16 de diciembre pasado. Un hermano de la madre también se puso en contacto con el padre porque llevaba 24 horas sin saber nada de su hermana.

Según ha explicado el abogado del progenitor, en los últimos días, la Guardia Civil ha estado rastreando el paradero de los niños en Jerez de la Frontera, donde reside la pareja de la madre, y en Tomares, donde vive la mujer. Pero de momento no hay ninguna pista, según ha indicado a este diario fuentes de la investigación.

Mientras tanto, según el letrado del padre, se ha interpuesto una demanda por la vía civil para pedir una modificación del régimende custodia compartida, para que se le conceda de forma exclusiva al progenitor. Además, se insta al juzgado una medida urgente para que la madre entregue a los menores. De momento, no hay respuesta y los niños siguen desaparecidos.