Sánchez anuncia una «subida inmediata» del salario mínimo y promete actuar ante el alza del precio de la luz

El presidente del Gobierno también se compromete a presentar los Presupuestos Generales del Estado en las próximas semanas e insta al PP a desbloquear el CGPJ.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, abrió este miércoles el curso político con una conferencia en la Casa de América (Madrid). Ante miembros del Gobierno, empresarios y personalidades de distintos sectores, anunció una «subida inmediata» del salario mínimo interprofesional (SMI) y se comprometió a actuar ante el imparable encarecimiento de la factura de la luz, aunque sin concretar qué medidas pondrá en marcha. También avanzó que presentará los Presupuestos Generales del Estado en las próximas semanas y lanzó dos mensajes a la oposición, a la que instó a aprobar la reforma de las pensiones y a desbloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial. En el capítulo de ausencias, una llamativa: no hubo menciones a Cataluña.



Según informa el portal 20 Minutos, el presidente decidió congelar el SMI a principios de año con el argumento de que era necesario priorizar la reincorporación de los trabajadores en ERTE y la recuperación de las empresas, pero los buenos datos macroeconómicos y la positiva evolución del empleo le han hecho cambiar de opinión. Este miércoles, Sánchez argumentó que consolidar la recuperación pasa por hacer que «llegue a los bolsillos» de todos los españoles, con «más empleo y mejores salarios», y se pronunció a favor de ese incremento con carácter inmediato para «seguir avanzando en el compromiso» del Gobierno: que el SMI alcance el 60% del salario medio a finales de legislatura. En definitiva, una «recuperación lo más justa posible que llegue especialmente a los más vulnerables».

Las palabras de Sánchez llegaron media hora después de que, en el Ministerio de Trabajo, arrancara la reunión entre el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, y los agentes sociales para abordar esta subida, de la que siempre ha sido partidaria la vicepresidenta Yolanda Díaz. Díaz lleva meses defendiendo que no tiene sentido que suban los sueldos públicos y las pensiones y, en cambio, se condene a los trabajadores sujetos al SMI a perder poder adquisitivo. Tras meses de discrepancias en el seno de la coalición, las palabras de Sánchez le dan la razón y lanzan una señal clara a sindicatos y, sobre todo, a los empresarios, que están en contra de aplicar la subida. La duda ahora es qué plazo dará el Gobierno al diálogo social y qué hará si no hay acuerdo.

Preocupación por la luz… sin medidas concretas

También ha generado discrepancias internas en la coalición la gestión de la subida de la luz, cuyo precio ha marcado esta semana tres máximos históricos consecutivos en el marcado mayorista. El presidente admitió que la situación es «compleja» y dijo que «se hace cargo de la preocupación social». Por ello, agregó, «el Gobierno ha actuado, actúa y seguirá actuando hasta solucionar el alza de los precios». Sánchez reivindicó las medidas ya adoptadas –rebaja del IVA y el impuesto a la generación–, pidió acelerar la tramitación parlamentaria de las que están por llegar –el fondo del sistema eléctrico, que sacará de la factura algunos cargos y peajes, y la reforma que reducirá los beneficios que obtienen las eléctricas con las plantas que no generan CO2–… pero no concretó mucho más.

En ese sentido, Sánchez se marcó el objetivo de «disminuir la volatilidad» de la tarifa regulada por el Gobierno y prometió «impulsar el debate en Europa» sobre las reglas del mercado eléctrico –buena parte de su regulación es comunitaria–, pero advirtió expresamente de que el Ejecutivo «siempre» respetará las normas de la UE. La frase es un mensaje a Podemos, que ha propuesto limitar por decreto los precios de la nuclear y la hidroeléctrica: pese a que los morados argumentan que países como Francia aplican medidas similares, la vicepresidenta Teresa Ribera, que tiene las competencias en esta materia, defiende que ese decreto infringiría la normativa y podrían conllevar sanciones europeas. Sánchez se alineó claramente con esta última posición.

El presidente también incluyó otros anuncios en el capítulo económico y de reformas legislativas. Por ejemplo, que presentará los Presupuestos Generales del Estado «entre finales de septiembre y principios de octubre», cumpliendo por tanto las fechas que marca la Constitución –y que sucesivos gobiernos han incumplido reiteradamente–, que la ley de Formación Profesional se aprobará en las próximas semanas y que la «la colaboración público-privada» será vital para el despliegue efectivo de los fondos europeos de recuperación. «Cuando trabajamos juntos, nuestro país consigue todo lo que se propone», comentó.

Hubo, asimismo, dos dardos dirigidos a Pablo Casado. El primero, sobre pensiones: el presidente instó a la oposición a aprobar el primer paquete de reformas, que ya ha salido del Consejo de Ministros en dirección al parlamento. Y, el segundo, mucho más contundente, sobre los órganos constitucionales –en especial el Consejo General del Poder Judicial, que lleva más de 1.000 días en funciones y para cuya renovación es necesario el concurso del PP–: «Ninguna formación tiene derecho a situarse fuera de la Constitución. Menoscaba el prestigio de las instituciones, no es aceptable. Hago un nuevo llamamiento a la oposición para que cumpla sus obligaciones», dijo Sánchez un día después de que Casado le recomendara «abandonar toda esperanza» de renovar el CGPJ.

Un mensaje de optimismo sin referencias a Cataluña

Con la conferencia de este miércoles, Sánchez dio por inaugurado el curso político. Un curso en el que, según sus palabras, el Gobierno se marca como objetivos «seguir vacunando» y «lograr una recuperación justa», y que afronta con marcado optimismo: «España está mucho mejor que hace un año» en vacunación, va a «recuperar los niveles de PIB prepandemia en 2022» y «es de los países que más van a crecer», y el Gobierno «continuará con la agenda reformista» para «hacer a avanzar a España», dijo Sánchez, que evitó cualquier referencia a Cataluña en su discurso, pese a que en las próximas semanas se tendrá que reunir la mesa de negociación entre el Gobierno y la Generalitat.

In this article



Tienda de Golosinas Heidi

Todo lo que necesitas para las fiestas de los más 'peques'

Camino Viejo de Málaga, 43 Vélez-Málaga

Tienda de Golosinas Heidi

Todo lo que necesitas para las fiestas de los más 'peques'

Camino Viejo de Málaga, 43 Vélez-Málaga