Roban 3.000 euros y el ajuar de la Virgen de la Hermandad del Nazareno de Marbella

Investigan si los ladrones manipularon el sistema de alarma o un fallo impidió el aviso.

Nuevo episodio violento en una edificación religiosa, esta vez en Marbella. La Hermandad del Nazareno ha denunciado un robo ocurrido de madrugada en su interior. Según los responsables, los ladrones huyeron con un botín de unos 3.000 euros, mientras que también sustrajeron el ajuar de la Virgen del Mayor, además de los documentos originales más relevantes que conservaba la entidad, según informa Málaga Hoy.



El asalto, que ya ha sido denunciado ante la Policía Nacional, se produjo durante la noche del martes al miércoles. La alarma antirrobo no avisó, lo que hizo que los supuestos autores tuvieran carta blanca para campar a sus anchas. La investigación permitirá determinar si fueron ellos quienes manipularon el sistema de seguridad o bien hubo un fallo, explica el hermano mayor, Juan Pedro, que asegura que les han dejado «inutilizables casi todas las instalaciones», en plena Cuaresma.

Cree que se trata de «profesionales», dado que, denuncia, llegaron a hacer uso de un taladro para fracturar la cerradura de la puerta principal. Tras ello, se dedicaron a ir «forzando una detrás de otra todas las puertas y cerraduras del interior». Aquella noche llovía intensamente, lo que, en palabras del hermano mayor, evitó que se oyera el ruido. Incluso, precisa, consiguieron extraer de las paredes las cajas fuertes. «Todavía consternados por lo sucedido ya hemos reparado puertas y la alarma», se lamentan desde la Hermandad, que pide colaboración para hallar alguna pista que permita identificar a los asaltantes. Las imágenes y principales enseres no han sufrido daños. Tampoco se han llevado los equipos informáticos. Iban «buscando dinero».

«En la Hermandad está todo bajo llave. Cuando llegaron a la oficina, en la parte de arriba, arrancaron la puerta. Se llevaron hasta las huchas», subraya Juan Pedro. Según su denuncia, los asaltantes encontraron en ese despacho dos cajas fuertes: una, con las escrituras de la Hermandad, entre otros papeles. La otra «no consiguieron abrirla», porque estaba sostenida a la pared con unos pernos. «Se la llevaron con todo el contenido. Dentro estaban las joyas de la Virgen», detalla.

Tiene la sospecha de que los autores aprovecharon la circunstancia de que la Policía Local no dejara aparcado su vehículo en la plaza en la que se ubica la Casa Hermandad, «como suele ser habitual para vigilar el casco antiguo», sino que cambiara de ubicación.

El valor sentimental de las joyas de la Virgen
Su única esperanza para recuperar el ajuar de la Virgen es que alguien de la voz de alarma si detecta que se está vendiendo en el mercado negro. «Si lo ofrecen que sepan que nos pertenece. Estamos preparando un inventario con imágenes para complementar la denuncia», advierte.

Es el tercer robo en edificaciones religiosas de Málaga que se conoce desde el pasado mes de noviembre, cuando los autores robaron en la ermita de la Señora del Carmen de Olías. En aquella ocasión, causaron destrozos, sustrajeron varias joyas y le rompieron los dedos de una mano al Niño Jesús.

Fue el hermano mayor quien descubrió que se había registrado un robo. «Se han llevado el dinero que había en el cepo, la cadena de oro de la Virgen y del Niño Jesús y una pulsera que tenía éste», explicaron. Asimismo, los asaltantes rompieron un barrote de una de las ventanas, por donde pudieron acceder al interior. «Esto que le han robado a la Virgen y al niño son regalos de unos hermanos», precisaron entonces desde la ermita, que tachó lo ocurrido de «deplorable». «No hace falta hacer tanto daño. Es más el valor de la reparación del daño causado que lo que se han llevado», se lamentaron.

Se buscan herreros para evitar robos
Además de estos asaltos, frecuentes en el último año, otro problema al que algunas parroquias de Málaga se enfrentan es el de los robos del cepillo, una modalidad delincuencial que vienen detectando desde hace ya un trienio. Y tanto es así que, la del Carmen, por ejemplo, buscaba en noviembre los servicios de un herrero para implantar un sistema que evitara este tipo de incidentes.

El modus operandi de los delincuentes que esta parroquia había detectado consistía en insertar en la ranura del cepillo un hilo grueso provisto de un adhesivo al que se pegan los billetes, para, de esta forma, acabar extrayéndolos.

El párroco, José Manuel Caselles, explicó entonces a este periódico que no era nada sencillo operar con los cepillos para arreglarlos, ya que son estructuras de acero metálico que se encuentran atornilladas al suelo. Tenía dificultades para encontrar una empresa que le ofreciera una solución.




Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria

Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria