Preocupación en Málaga por el impacto de la huelga de transportistas en la llegada de material para diálisis

ALCER aclara que aún no falta, pero advierte que retrasos en las entregas «les llevarían a la muerte».

«Un paciente que no se dializa, sea en su casa o en una clínica, muere en unos días. Si la huelga de transportistas se prolonga y ello supone un retraso en la entrega de los materiales para diálisis, se pone en riesgo la vida de estas personas». La presidenta de la Asociación de Lucha contra las Enfermedades Renales de Málaga (ALCER), Josefa Gómez, ha lanzado esta advertencia, a la vez que ha expresado su preocupación por el impacto que pueda tener la protesta en el suministro para estos enfermos, sobre todo, aquellos que se dializan en casa, ha publicado Málaga Hoy.



La Federación ALCER emitió este jueves un comunicado en el que denunció «varios casos de sabotaje en el intento de entrada de materiales vitales para el tratamiento de pacientes en diálisis domiciliaria». Ni ALCER Málaga ni la Federación concretaron en qué parte de España se habrían producido esos presuntos «sabotajes».

«Los pacientes en diálisis domiciliaria, que ya están sufriendo los problemas del incremento constante del precio de la luz, se están encontrando con un nuevo contratiempo vital para su tratamiento. Estos pacientes deben recibir una serie de materiales médicos desechables cada cierto tiempo, que son imprescindibles para poder dializarse y seguir su tratamiento, que es además vital y cuya interrupción les llevaría a la muerte», denunció la Federación. En la provincia de Málaga, hay unos 40 enfermos renales que se dializan en sus casas, que si no reciben el material tendrían que acudir a un centro para dializarse. Gómez expresó incluso su temor de que los retrasos en las entregas puedan afectar también a las clínicas de diálisis e insistió en que se trata de un «servicio vital» para estas personas.

Ante esta situación, la Federación ALCER alertó del riesgo que supone la huelga de los transportistas, «que legítimamente están reclamando» sus derechos, pero advirtió que «deben a su vez cumplir con estos traslados vitales» y permitir estos “servicios mínimos”. De ahí que desde la organización se instó a los huelguistas a que «no pongan impedimento a los compañeros que están realizándolos».

El material que precisan los pacientes para la diálisis domiciliaria incluye desde el líquido para el tratamiento hasta gomas (llamadas líneas) para conectar la máquina al peritoneo. «Por calidad de vida, hemos fomentado la diálisis en domicilio, para evitar desplazamientos. Nos preocupa que ahora, por retrasos en la recepción del material tuvieran que acudir a una clínica», señaló Gómez. La presidenta de ALCER Málaga insistió en que ahora, más que nunca, es importante que estos pacientes vulnerables eviten desplazarse en ambulancias compartidas y acudir a centros de diálisis donde hay más personas por el riesgo de contagio de Covid que ello supone.

La diálisis domiciliaria supone conectarse siete días a la semana a la máquina. En centros, en cambio, se hace por lo general tres veces semanales.




Taxi 30

Servicio de taxi 24 horas

Reservas llamando al 646 611 671

Taxi 30

Servicio de taxi 24 horas

Reservas llamando al 646 611 671