Los casinos han evolucionado con el tiempo

Los casinos físicos han estado ofreciendo sus servicios desde hace tiempo. Con la llegada del internet, comenzó una nueva era para toda la industria del azar.

¿Cuál es el origen de los casinos y cómo han cambiado con el tiempo?

La historia revela que el primer avistamiento registrado de un casino tuvo lugar en Italia en el siglo XVII. En algún momento de esta época, se estableció un lugar en Venecia que proveía toda clase de entretenimiento a los visitantes. Se trataba de El Ridotto, un espacio donde los fanáticos de los juegos de azar pasaban gran parte del tiempo. Posteriormente, a inicios de los años 1800, la fiebre de los casinos se propagó por gran parte de Europa, captando la atención de muchísimos fanáticos.



Durante la primera mitad del siglo XIX, varios colonizadores de origen francés decidieron establecerse en territorio estadounidense, específicamente, en Misisipi. Estos viajeros trajeron consigo una serie de tradiciones, además de juegos emblemáticos, como la ruleta, la clase de opción que sólo encuentras en los mejores casinos online. Así, los norteamericanos crearon su propia versión de la ruleta francesa y, posteriormente, llegó el primer juego de cartas a la región. Se trataba de una variante antigua Persia de uno de los juegos de cartas más populares de hoy en día: póker.

Años más tarde, la compañía Sittman y Pitt crearon la primera máquina tragamonedas, aunque después le precedieron otras variantes procedentes de otras compañías. Esto marcó el inicio de una nueva etapa para la industria de azar, que, para entonces, ya contaba con el póker, la ruleta, el blackjack y, ahora, con las máquinas tragamonedas.

Segunda mitad del siglo XX

Ya para la década de los 40, había sinnúmero de casinos físicos establecidos en varias partes del mundo. Los juegos de azar llamaron mucho la atención, pero, en algunas zonas, fueron prohibidos en su totalidad. Esto dio paso al surgimiento de sitios clandestinos donde las personas se reunían para jugar y apostar. Ahora bien, no todo fue complicado para el sector, ya que prosperó enormemente en las jurisdicciones donde el juego se consideraba legal.

Décadas más tarde, los casinos físicos ocuparon más espacio y, en la mayoría de los casos, rendían cuentas ante el estado proporcionando cierta cantidad de fondos en impuestos. Esto marcó nuevamente el curso de la industria, tras su salida de las sombras en distintas localidades. Ahora, era legal jugar a las tragamonedas y apostar a cualquier deporte.

Todos estos eventos siguieron su curso a tal punto que la propiedad privada tomó la decisión de erguir instalaciones monumentales dedicadas a los juegos de azar y apuestas en general, bajo la supervisión directa del Estado.

Entes reguladores

En vista de todo lo que prometía la industria de azar, los gobiernos crearon entes independientes con el poder legal para supervisar y conceder licencias de operación a casinos físicos. Poco a poco, el sector fue incursionando en buen número de países. Inició la concesión de permisos y la implementación de penalizaciones cada vez que se cometía alguna infracción. Después de todo, con tantos casinos físicos de pie, había que hacer más estrictas las regulaciones para evitar que las cosas se salieran de control.

La digitalización del juego y el cambio radical del sector de azar

A finales de la década de los 90 y a principios del nuevo milenio, surgieron los primeros casinos online. El sector de azar se había consolidado a tal punto que se tomó la iniciativa de ofrecer todos los servicios a los jugadores vía web, aprovechando el auge del internet. En este punto, se creó el primer software de casino online, además de todos los juegos que pasarían a formar parte del catálogo del primer operador de la industria en incursionar en la red.

Al cabo de poco tiempo, surgieron nuevos casinos online y proveedores de software. Todas estas compañías tenían el mismo fin: llevar la manera convencional de apostar al siguiente nivel. Ya para el 2005, había una lista extensa de casinos online ofreciendo sus servicios en la red. Sin embargo, esta vez, los sitios webs de azar tuvieron mayores posibilidades, teniendo en cuenta que podían llegar a infinidad de jugadores distribuidos alrededor del mundo.

En vista de lo rápido que crecía la industria, algunos gobiernos, como el español, tomaron nuevamente la decisión de regular la industria, mediante la concesión de licencias y la supervisión de actividades dentro del territorio. Todo operador que quisiera ingresar en el país debía cumplir con una serie de requisitos. Si los casinos reunían todos los requisitos, el ente regulador, en este caso la Dirección General de Ordenación del Juego, concedería la licencia.

No obstante, así como se conceden los permisos, también se pueden revocar. Al final, todo depende de cómo se desenvuelva el casino online en territorio español. Por supuesto, resulta indispensable la promoción del “Juego Responsable”.



Comares

El balcón de la Axarquía

Plaza Balcón de la Axarquía, 1 * 29195 Teléfono: 952 509 233

Comares

El balcón de la Axarquía

Plaza Balcón de la Axarquía, 1 * 29195 Teléfono: 952 509 233