La Policía Nacional en Málaga alerta de una nueva estafa virtual, el «call spoofing»

El embaucador realiza llamadas o envía mensajes reclamando una supuesta deuda y simulando a una entidad bancaria o financiera

La Comisaría Provincial de Málaga alerta sobre una nueva modalidad de estafa virtual y telefónica denominada maquillaje telefónico o “call spoofing”, ofreciendo consejos para evitar convertirse en una víctima de este particular fraude detectado en Málaga. Para ello, los agentes del Grupo de Ciberdelincuencia siempre aconsejan comprobar la veracidad de la llamada o correo que se recibe instándonos a hacer frente a una deuda. En este tipo de fraude, el embaucador realiza llamadas o envía SMS que aparentan proceder de un número conocido para la víctima -simulan provenir casi siempre de una entidad bancaria o financiera-, comunicando alguna incidencia o problema que se soluciona mediante un pago “online”.



Las víctimas que reciben los SMS malignos -normalmente simulan bancos o entidades financieras- también pueden recibir llamadas de los supuestos empleados o correos electrónicos en el mismo sentido. Estas acciones son interpretadas por la víctima como ciertas y creíbles, aunque realmente son un ejercicio de prestidigitación tecnológica.

El éxito de esta estafa recae en la calidad del engaño -en el mundo virtual no todo es lo que parece, ni las personas que nos llaman son lo que dicen ser, ni las llamadas ni mensajes provienen de donde parecen venir, por eso cuando entramos en contacto en este entorno artificial toda precaución es poca-.

Medidas preventivas

Siempre es necesario tener en cuenta una serie de premisas básicas para evitar caer en la estafa, ya que una vez se ha producido es muy difícil revertir el proceso.

– Invertir la iniciativa es una de las claves prioritarias, es decir, no dejar que el interlocutor se gane nuestra confianza y si es necesario interrumpir la conversación.

– El estafador querrá generar ansiedad haciendo creer a la víctima que tiene una deuda pendiente, ofreciéndole una rápida solución si sigue sus instrucciones. Llegado este momento hágale ver que no va a realizar ningún pago sin una comprobación previa.

– Comprobar siempre la veracidad del motivo de la llamada.

Desconfíe del interlocutor que se dirija a usted en tono amenazante, haciéndole creer que si no subsana la deuda tendrá una multa o penalización por el supuesto impago

In this article