La Junta garantiza el suministro de agua pese a la «preocupante» situación del pantano de La Viñuela

Actualmente el pantano se encuentra entorno al 12 por ciento de su capacidad de almacenamiento.

El delegado territorial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en funciones, Fernando Fernández Tapia-Ruano, ha aludido este martes a que el pantano de La Viñuela está en una «situación preocupante» y que hay una «situación difícil» para los agricultores, aunque ha precisado que el abastecimiento de la población ahora mismo está garantizado, según recoge La Opinión de Málaga.



Así lo ha señalado el delegado este martes, que ha presentado la Fiesta del Ajoblanco de Almáchar y tras ser cuestionado por los periodistas, ha recordado que el citado pantano está ahora mismo entorno a los 20 hectómetros cúbicos y entorno al 12 por ciento de su capacidad de almacenamiento.

«Es el pantano más grande de la provincia y está en unos niveles mínimos, no históricos, porque llegó a estar por debajo en 2008 y en la gran sequía del 1995 también», ha recordado, aunque ha señalado que «está en una situación realmente muy muy preocupante».

En este sentido, ha recordado que «no ha habido aportaciones en las lluvias que cayeron en la segunda quincena de marzo, que, por suerte, recorrieron la provincia y tuvimos la suerte que se llenó el pantano de la Concepción, hubo importantes aportes en Guadalhorce-Limonero, pero solo en la Axarquía hubo cuatro hectómetros cúbicos, con lo cual no almacenó nada».

Por ello, ha insistido en que «estamos ante una situación difícil, los agricultores, naturalmente, lo están pasando mal, los aportes que tienen de los 1.500 metros cúbicos son insuficientes a todas luces, pero el pantano no da para más en este momento».

Por otro lado, ha incidido en que «el abastecimiento de la población ahora mismo está garantizado», recordando, en este sentido, que «ahora mismo estamos trasvasando 230 litros por segundo desde la Estación de la Rosaleda, hacia la comarca de la Axarquía, hacia La Viñuela, y por lo tanto el abastecimiento de la población está garantizado con esos aportes más lo que es el pantano, y con la incorporación de los pozos del río Chíllar, tan pronto finalicen las labores administrativas y burocráticas para poder ponerlo en marcha».

En concreto, sobre esto último ha precisado que «ahora mismo lo que es la obra civil está finalizada, esperando la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia para poder tener todas las autorizaciones y que Endesa nos dé la autorización para poder extraer e introducir en el pantano esos 140-150 litros por segundo de los pozos del río Chillar«.

En suma, ha dicho, «el año hidrológico acaba el 30 de septiembre y tenemos garantizado lo que queda de año hidrológico y algo más, pero indudablemente tiene que llover para que ese pantano se recupere».

Así, ha dicho que como alternativa, que la Junta ha ido buscando «a esta situación dramática», en junio de 2021 el Gobierno andaluz dictó su primer decreto de sequía y «declaró en situación de excepcional sequía el pantano de La Viñuela y se arbitraron una serie de obras por emergencia que llevaban consigo el conseguir recursos adicionales y complementarios a los del pantano».

Por otro lado, Fernando Fernández Tapia-Ruano ha incidido en que se deben distinguir «dos cosas importantes» como es el abastecimiento de la población, «que son los recursos del río chillar más el bombeo de la Rosaleda, lo que es la transferencia de Málaga hacia la Axarquía»; y luego «buscar los recursos adicionales para el agro».

«En definitiva, estamos trabajando desde hace mucho; el decreto de sequía de junio 2021 se amplió en marzo 2022 con el fin de arbitrar otra serie de obras por emergencia», ha apostillado, reiterando que «en total la Junta ha apuesto a disposición de obras de emergencia en la Axarquía 60 millones de euros y esperemos que den su fruto».

Por otro lado, ha señalado que las obras de infraestructura hídrica «no son obras que se hacen de un día para otro, requieren su tiempo» y ha advertido de que «si estas actuaciones se hubieran iniciado hace 15 años, ahora mismo no estaríamos hablando de sequía en la Axarquía porque estarían esos recursos adicionales completamente en funcionamiento desde hace mucho tiempo».

Ha valorado, en este punto que «vamos a buen ritmo. Son obras que al ser declarada de emergencia se acometen con rapidez y prontitud pero indudablemente el tiempo corre en nuestra contra, o en contra de los agricultores, principalmente, porque estas obras necesitan su tiempo y por mucho que corramos tendrían que estar ya, pero indudablemente no las iniciadas el año pasado, si se hubieran iniciado hace 15 años», ha sentenciado.

Por último, ha señalado que «hasta que acabe el año hidrológico las medidas adoptadas se van a mantener» y ha dicho que habrá que convocar el comité de gestión del agua y la comisión de seguimiento de la sequía.

Asimismo, ha dicho que la población va a tener garantía de agua, pero ha recordado que en la comisión de sequía, el pasado 11 de marzo 2022, se «acordaron un serie de medias de ahorro por parte de los distintos actores que no se han llevado a cabo», apelando «a la responsabilidad de la Mancomunidad Municipios Axarquía y la empresa pública del agua de allí, para que esas medidas de ahorro que se adoptaron en la comisión se pongan en marcha». «Vamos a asumir todos nuestras responsabilidades y adoptar las medidas de ahorro que se adoptaron en aquella reunión», ha concluido.