La formación de calidad como garantía hacia el empleo

El año 2020, que afortunadamente ha quedado atrás, ha traído consecuencias desastrosas derivadas del coronavirus. La pérdida de vidas se ha contado por decenas de miles y se ha demostrado que la gestión del Gobierno español y todas las comunidades autónomas ha sido más que mejorable.

En el apartado económico, la destrucción de empleo vuelve a situar a España como uno de los países que más ha sufrido en el pasado año. Todas las provincias han registrado incrementos en los índices de desempleo, pero sin duda, unas han sido más castigadas que otras.



Ese es el caso de Málaga, que se ha posicionado como la tercera provincia en el ranking nacional donde más crece el paro. A nivel andaluz, nuestra provincia es la más castigada de la región, con un aumento del paro del 24,62% en comparación con el 31 de diciembre de 2019.

El incremento en el desempleo afecta a todos los sectores y colectivos de la población, sin embargo, nuevamente los profesionales con mejor formación son los que salen mejor parados, pues son quienes tienen más opciones de encontrar un empleo o mantener el actual.

Los MBA como pasaporte al empleo

Es indudable que a mayor formación, más opciones de encontrar un empleo estable y de calidad, pero es una dinámica muy común en los últimos años que muchos profesionales estén sobrecualificados para la ocupación que desempeñan.

En ese sentido, España necesita una revolución total tanto en el mercado laboral como en la industria formativa. Las titulaciones de posgrado, que son las que continúan a la formación universitaria, no son obligatorias, pero ayudan a conseguir un mejor posicionamiento laboral.

El Barómetro de Empleabilidad y Empleo desarrollada por La Caixa muestra que el 31,5% de los estudiantes graduados que deciden estudiar un máster lo hacen por las mejoras salariales que eso conlleva, pues en algunos casos esta diferencia puede alcanzar hasta un 55% más.

Los perfiles que cuentan sólo con estudios de bachillerato o estudios asimilables tienen un sueldo medio de 18.912 euros brutos anuales, mientras que los aspirantes con titulaciones de posgrado, la remuneración se sitúa en casi los 31.000 euros brutos anuales.

En el ámbito de los masters, los más prestigiosos son los conocidos como MBA, Master in Business Administration, que encaminan a los alumnos a conocer cómo gestionar empresas y organizaciones, así como a adquirir habilidades para dirigir equipos de trabajo.

En el VIII Informe Infoempleo Adecco sobre Posgrados se señala que las ofertas de empleo que exigen una formación complementaria a la universitaria son sólo del 2%, pero si se trata de puestos para directivo, el porcentaje aumenta hasta casi el 40% del total de ofertas.

¿Qué son y a quiénes están dirigidos los MBA?

Los MBA son estudios superiores de posgrado que están especializados en la gestión y dirección de empresas. Su objetivo es dotar de herramientas necesarias para dirigir empresas desde una perspectiva global, de modo que quienes lo superen tengan una amplia visión sobre el funcionamiento efectivo de un negocio y todas las tareas a realizar para causar un impacto positivo de gestión en el sector en el que se desenvuelve.

Las competencias fundamentales de los Masters MBA en Málaga guardan relación con la capacidad de liderazgo, la planificación y gestión de grupos de trabajo, la motivación de equipos, la comunicación verbal y escrita o la visión estratégica y la adaptación al cambio. Esta formación, donde prima estimular a los participantes hacia la mejora continua y el desarrollo de ventajas competitivas para las empresas está al alcance de profesionales y pequeñas y medianas empresas malagueñas. El entorno complejo que rodea al mundo empresaral, requiere de personas con habilidades específicas y capacidad para trabajar y liderar equipos. Con esta situación las empresas precisan de que sus empleados sean capaces de responder a las nuevas exigencias con diferentes habilidades, como las que se desarrollan en los programas MBA o Master en Administración de Empresas

Existen muchos tipos de MBA, tanto en el modo en cómo se imparten estos programas educativos, como en el ámbito de negocio o la disciplina que desarrollan. El área del marketing y la comunicación, el turismo, la gestión sanitaria o transformación digital y la informática son algunos sectores al alza en los últimos años.

A los MBA tradicionales se suman también los EMBA, Executive MBA, que son, si cabe más prestigiosos, pues están pensados para personas que acumulan experiencia laboral como directivos, empresarios, cargos medio u otro tipo de profesionales licenciados universitarios.

¿Cómo se organizan los MBA?

Esta formación académica, de carácter muy profesional, tienen un precio más elevado que otros estudios de posgrado como los masters oficiales habilitantes para el desasarrolo de una actividad laboral específica, pero es uno de los pasaportes más efectivos para conseguir empleo. En la actualidad, las diferentes escuelas de negocios ofrecen programas clasificados como full-time o part-time, en función el público al que están dirigidos a fin de facilitar la posibilidad de dedicar el tiempo de estudios que demanda este tipo de programa.

Otra opción es la modalidad de clases, online MBA o formación presencial. Por último, hay que señalar también los International MBA, que consisten en cursar el programa académico en diferentes países, lo que obliga a acreditar un nivel avanzado en otros idiomas; y los Specialist MBA, que son modalidades enfocadas a una especialidad determinada, como las que comentamos anteriormente.

El plan de estudios de los distintos MBA, se diferencian en las materias de carácter opcional. El tronco central de materias coincide en gran parte en las áreas de estudios dirigidas a conocer el funcionamiento de una empresa desde la perspectiva de las finanzas, marketing y ventas, procesos de producción y la gestión de personas.

Como conclusión, la necesidad de formación es una cuestión impostergable en los puestos directivos y otros cargos de responsabilidad de una empresa. El reto es tener una visión integral de la empresa y específico de cada área. La capacidad de aprendizaje debe entrenarse y superar el obstáculo de la inmovilización o miedo de no estar a la altura de este tipo de formación si es que realmente queremos ser protagonistas del cambio y dirigir las empresas de forma diferente y mejor hacia una situación favorable y sostenible en el tiempo.



Carnicería Elvi

Desde 1982 carnes de primera calidad de elaboración propia

calle Infantes, 6, Torre del Mar

Carnicería Elvi

Desde 1982 carnes de primera calidad de elaboración propia

calle Infantes, 6, Torre del Mar