La delegada asegura que Málaga “será la gran beneficiada” de la nueva Unidad Aceledora de Proyectos

Patricia Navarro recuerda que muchas inversiones se han ido en los últimos años ante las trabas burocráticas. 

La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, ha asegurado hoy que Málaga será “la gran beneficiada de la creación de la Unidad Aceleradora de Proyectos de Interés Estratégico” anunciada ayer en Consejo de Gobierno y destinada a facilitar el camino a los empresarios y grupos inversores “para generar riqueza en nuestra tierra”.



Este organismo, a cargo de la Consejería de Presidencia, permitirá dotar de “un marco de tramitación preferente y de simplificación administrativa” a aquellos proyectos relevantes que apuesten por el mantenimiento y la creación de empleo, y ayudará a “sujetar inversiones y evitar la deslocalización industrial que ha afectado durante tantos años a nuestro tejido empresarial, ya que hasta ahora no se han puesto medidas para fortalecerlo”. 

Según Navarro, “este Gobierno quiere agilizar expedientes ante la administración para facilitar la puesta en marcha de la inversión en aquellos casos, sobre todo, de gran interés para la comunidad o la provincia y, por tanto, para los andaluces”.

Dicha unidad será la encargada de que los proyectos inversores de interés estratégico generadores de renta y riqueza para Andalucía puedan tramitarse ante la Administración autonómica con agilidad y eficacia, y al mismo tiempo atraer a los inversores que deseen establecerse con planes de envergadura económica y social.

Se crea además una nueva figura “que hemos copiado del mundo empresarial: el ‘proyect manager’, que será un empleado público encargado de centralizar todo el proceso de tramitación” 

Esta persona acompañará a los inversores en el recorrido administrativo y burocrático que conlleva relacionarse con todos los órganos administrativos y entidades y en la consecución de los trámites, hasta la puesta en marcha definitiva de la inversión. 

“Se trata de hacérselo más fácil al empresario o grupo inversor que viene a traer y generar riqueza”, ha dicho la delegada de la Junta. 

Esta persona será la responsable, además, de asegurar la viabilidad de la colaboración público-privada.

Estos proyectos deberán dirigirse a inversiones no residenciales, coherentes con los objetivos de sostenibilidad económica, social, territorial y medioambiental. Podrán ser proyectos industriales, nuevas actividades económicas innovadoras o de desarrollo tecnológico, de refuerzo de la implantación de la sociedad del conocimiento y también de economía social. 

“Haremos además un seguimiento de esta labor, ya que la unidad deberá rendir cuentas cada dos meses al Consejo de Gobierno sobre la evolución de la tramitación de los proyectos de inversión”, ha añadido la delegada de la Junta. 

“Creo que son buenas noticias para Málaga, donde llegan a diario proyectos interesantes de gran envergadura para la creación de empleo y en los últimos años se han visto limitados por la propia burocracia, e incluso mucha inversiones se han ido, cuando debemos incrementar el atractivo que ya existe y determinar que se instalen aquí”, ha dicho.  

En este artículo



Bodega la Barraca

Cerrado para frenar el coronavirus. Nosotros también nos quedamos en casa

{