Granada prohíbe el acceso a los ríos del parque natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama para frenar su deterioro

La Junta Rectora del espacio protegido solicita a la Delegación Territorial en Málaga de Desarrollo Sostenible que siga este ejemplo para los cauces de la vertiente malagueña.

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) de este viernes ha publicado una disposición firmada por el delegado territorial de la Consejería de Desarrollo Sostenible en Granada, Manuel Francisco García, en la que se acuerda prohibir, «en el ámbito del parque natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhamadentro de la provincia granadina, los recorridos a pie dentro de todas las corrientes naturales de agua, continuas o discontinuas, excepto cuando formen parte de un vial que los atraviese o discurra tradicionalmente por un tramo», según ha informado el Diario SUR.



De esta decisión, que se adopta para garantizar la conservación de estos hábitats protegidos, catalogados como Zona de Especial Conservación (ZEC), se ha excluido el tramo actualmente autorizable, «con autorización preceptiva», del barranco de los Chortales, en el río Verde, en un recorrido que se inicia a unos 900 metros de la Fuente de las Cabrerizas, siguiendo el sendero señalizado. Además, se excluye el tramo aguas abajo del río Cacín, desde su confluencia con el río Cebollón, a la altura del complejo de La Resinera, y hasta su salida del parque natural.

Según recoge la resolución, «en los últimos años algunas actividades de turismo de la naturaleza, como el barranquismo y el paso por cauces inundados, han proliferado considerablemente; en particular, en el río Cebollón y el río Verde, donde se ha constatado un serio problema de aglomeración de personas, hasta el punto de provocar el deterioro del ecosistema ripario, y poner en riesgo la diversidad biológica y el estado de conservación de estos ecosistemas«.

Así, entre las especies que se pretenden proteger están los amenazados cangrejo de río autóctono, catalogado como «en peligro de extinción» o la grasilla, catalogada como «vulnerable», o numerosas especies de fauna y flora ribereña incluidas en el ‘Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial’, como el mirlo acuático o las especies de flora Buxus balearica, Salix eleagnos o Galium viridiflorum, presentes en los ríos Cacín, Añales, Cebollón, Almijara y Verde.

Hábitat de Interés Comunitario

« Gran parte de estos cauces están incluidos dentro del ámbito de protección del plan de recuperación y conservación de peces e invertebrados de medios acuáticos epicontinentales, y en ellos se presentan además del amenazado cangrejo de río, especies tan singulares como la trucha común«, recoge el BOJA. Asimismo destaca que en estos ríos se encuentran hasta seis hábitats de interés comunitario, »incluido el interesante Hábitat de Interés Comunitario (HIC), de carácter prioritario denominado Manantiales petrificantes«, añade la resolución.

La medida, muy demandada por los colectivos ecologistas desde hace varios años, se adopta, de momento, únicamente para la vertiente granadina. La Junta Rectora del parque natural, en la que están representadas administraciones locales y colectivos vinculados al espacio, ha pedido a la Junta de Andalucía, como administración competente, que la estudie también para la vertiente malagueña, con cauces como el río Chíllar, que soportan una gran presión turística desde hace más de una década, especialmente en los meses estivales, sin ningún tipo de control en los accesos. De momento, este enclave está clausurado por decreto del alcalde nerjeño, José Alberto Armijo (PP), desde junio de 2020 para evitar los contagios de coronavirus.

In this article



Tienda de Golosinas Heidi

Todo lo que necesitas para las fiestas de los más 'peques'

Camino Viejo de Málaga, 43 Vélez-Málaga